Antonio Patiño: “Si no recuperan el sistema seguirán los apagones”

Hugo J. Boscán | Fotos: Archivo |

El hecho de que el embalse de Guri se encuentre sobrepasado en cuanto a su nivel de almacenamiento de agua no significa que en Venezuela se terminarán los cortes, programados o sorpresivos, de electricidad, porque el problema está en el sistema que en los últimos años no ha recibido el necesario mantenimiento.

La opinión es del ingeniero Antonio Patiño, de la Comisión Eléctrica del Colegio de Ingenieros de Venezuela al ser consultado sobre los últimos apagones que se han registrado en el país, incluyendo Barquisimeto y otras zonas del estado Lara.

Explicó que Guri genera 5.500 megavatios de electricidad y la demanda nacional es de 14.500, lo que indica que faltarían unos 9.000 para cubrirla, además de que parte de esa producción está destinada a las industrias básicas de Guayana., pese a que estas tampoco están produciendo en su capacidad plena.

Además, tampoco las industrias del país se encuentran activadas en su totalidad por diversas circunstancias, entre las que se destacan la falta de materia prima y de divisas para las necesariass importaciones.

Patiño también señala que, de los tres sectores de compuertas, 9 en total, del embalse, el central, debido a la falta de mantenimiento, está confrontando problemas.

Afirma que, además, Guri sólo aporta el 30% de la demanda nacional de electricidad, dependiendo el resto de las plantas termoeléctricas, que en Venezuela “están en el suelo por falta de mantenimiento.

“Para que en el país desaparescan los apagones son necesarias, al menos, otras plantas Tacoa y Centro; mientras tanto, tendremos que acostumbrarnos a quedarnos sin luz cuando menos lo pensamos”.

Insistió en la necesidad de que sea recuperado el sistema eléctrico nacional para que en Venezuela podamos disfrutar de un mejor servicio; para ello se debe contar con una eficiente generación termoeléctrica y no depender de la electricidad que se genere en el Guri.

En anteriores oportunidades el ingeniero Patiño se ha referido también al estado en que se encuentran varias plantas regionales, como la ubicada en Cabudare, que se mantiene inactiva pese a haber sido inaugurada con bombos y platillos por el presidente Chávez.

Dijo que los últimos “apagones” que se registraron la pasada semana en Barquisimeto, Cabudare y otras poblaciones de la entidad son señares de lo que viene, mucha oscuridad durante las noches en calles, avenidas, hogares y centros comerciales, unas veces durante minutos y otras por horas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios