FOTOS: Sentido adiós a Francesco Leone, rector para siempre

María Fernanda Peñalver | Fotos: Stiven Valencillos |

La dolorosa partida del rector de la Universidad Central Lisandro Alvarado (UCLA), Francesco Leone, enlutó a la academia y trascendió de esta, generando también una profunda tristeza en la colectividad larense; como se evidenció ayer durante el último adiós a este eterno garante de la educación.

La universidad a la que le dedicó más de la mitad de su vida y la cual rigió, no dudó en realizarle un especial homenaje antes de su sepelio. De esta manera, una vez velado, su féretro fue llevado en una pequeña marcha hasta el edificio de rectorado, lugar que lo acogió durante más de dos décadas.

Los sollozos embargaron el espacio, en donde estaban presentes familiares, amigos personales, personal de la institución, estudiantes y allegados. El aprecio hacia el rector fue demostrado por quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo.

Una vez despedido en rectorado, fue dirigido al auditorio Ambrosio Perera, en donde se realizó su homenaje póstumo. Los brazos sobraban para cargar su féretro, cada uno de los grupos que tuvo la oportunidad de hacerlo en el pequeño recorrido recordaban buenos momentos vividos con Leone, quien fue esperado en la entrada de la sala por los decanos de las diferentes áreas, así como actuales representantes estudiantiles.

Con aplausos y lágrimas fue recibido Leone en el auditorio, el cual se colmó de personas que lloraban la partida del digno y ejemplar funcionario público. La interpretación de la Orquesta Mavare sensibilizó aún más el momento, permitiendo que los presentes no dudaran en expresar su sentirte ante la triste partida.

José Luis Yépez, quien tuvo la oportunidad de conocerlo a modo personal, expuso que la pérdida de Leone es irreparable, no solo para la UCLA, sino para toda la academia y el país.

Digno ejemplo de ciudadano y defensor de la universidad, que debe ser tomado en cuenta por las generaciones actuales, especialmente en el momento que está viviendo Venezuela.

A su criterio, la UCLA logró navegar en aguas turbulentas gracias a Leone que estuvo al mando del timón. Fue una persona de firmes convicciones y eso lo demostró a lo largo de sus 15 años como rector, en que le correspondió lidiar con situaciones críticas.

“Se me ha ido un amigo incondicional”, aseguró Yépez quien demostró su estima y afecto hacia el académico; recordando además diversos de los logros que este ejecutó en la universidad que rigió, los cuales además fueron pioneros a nivel nacional, tal como el programa de médicos que visitan las comunidades.

En el homenaje también estuvo presente el alcalde de Palavecino, José Barreras, quien recordó el modo de ser del rector, afirmando que había sido una de las personas más frontales que había conocido en su vida, con una franqueza capaz de hacer llorar a cualquiera; siempre sincero. Este además otorgó a Leone la Orden Ciudad de Cabudare en su primera clase, como un reconocimiento post mortem.

Sus cercanos, como el caso de Ramón Sánchez, quien funcionó dentro del equipo de ayudantes, de manera emotiva ratificó que Leone seguirá siendo el gran protector de la UCLA y que su pérdida significa un gran vació en la educación y en general. “Siempre fue un defensor de la democracia y de la universidad”, dijo, de manera que corresponde continuar impulsado una mejor academia.

Algunos compañeros de estudios como Oswaldo Mujica, quien además sirvió como administrador de Leone, lo recordó desde sus inicios en la UCLA, siendo estudiante, como un defensor de su alma mater, en donde velaba por los servicios estudiantiles; principios que preservó a lo largo de su vida.

Asimismo, destacó que el rector nunca se doblegó ante amenazas gubernamentales ni de ningún tipo, por el contrario, se resteaba contra aquello que consideraba injusto.

Con su carácter Leone se ganó el respeto de quienes lo conocieron, siempre directo y a la vez jocoso en lo que decía. Su norte fue precisamente mantener una universidad de calidad, brindar nuevas oportunidades y llegar a ser un amigo para los estudiantes, cosa que logró.

Xavier Aldana, quien fue dirigente estudiantil durante los últimos años del rector, expuso que Leone era “el pulmón de la UCLA”, quien fue capaz de entregar su vida a la academia. A pesar de ocupar distintos espacios, la autoridad universitaria mantuvo un encuentro continuo con el estudiantado.

“Leone es clase aparte”. La frontalidad que lo caracterizaba logró hacer empatía con la irreverencia de los jóvenes, a quienes incluso invitaba a su casa para compartir más allá del terreno universitario. “Francesco Leone es el amigo de los estudiantes”, dijo sin titubear Aldana.

Los representantes gremiales también expresaron su pesar, uno de ellos fue Hernán Sánchez, presidente del Sindicato Obrero de UCLA (Soucla), quien catalogó al académico como “un luchador institucional”, quien siempre demostró respeto a quienes ocupan distintos espacios en la universidad. Consideró que ante la partida, la universidad en conjunto debe estar al frente para la defensa de la misma.

Académicos

Durante la sentida ceremonia se tuvo la participación inicial de Édgar Rodríguez, secretario general de la UCLA, este leyó el comunicado emanado por la casa de estudio en donde se expresaron los diversos acuerdos, entre ellos: decretar tres días de luto, izar la bandera de la universidad a media asta y rendir los honores correspondientes.

Igualmente, el ex rector de la casa de estudios, Jose Enrique Bethelmy, rindió unas sentidas palabras a Leone; recordando cuando estuvo a su lado como vicerrector administrativo, su intachable labor y determinación para ejecutar nuevos proyectos. “Francesco estuvo guiado por el éxito”, aseguró.

Destacó las diversas carreras que el académico impulsó e incluso, la creación del Decanato de Humanidades y Artes. No dudó en decir que el tiempo que estuvo Leone como rector fue uno de los más difíciles para la universidad debido a la “inclemente situación de estrés por la situación política, presupuestaria y financiera”, a la cual se sobrepuso durante mucho tiempo, no obstante, “tanto estrés y presión comprometieron su salud”. Bethelmy agradeció el apoyo, ayuda y respeto que se tuvo y aseguró que “no se da un adiós porque Francesco perdurará”.

La rectora de la Unexpo, Rita Añez, tomó la palabra en representación de la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu), destacando “el compromiso de un gran hombre” quien fue un insigne defensor de la universidad venezolana.

“Que descanses en paz amigo, compañero de lucha. Hasta siempre, te queremos. Dios te bendiga” expresó Añez, a la vez que agregó estar segura de que la UCLA quedará en manos de personas respetables que estarán dispuestas a defender ese gran lugar que Francesco Leone se encargó de proteger durante 49 años de su vida; vida que debe ser recordada y servir como ejemplo en cuanto a dedicación, honorabilidad, preparación, sinceridad y otros tantas cualidades que pueden describir a este eterno rector.

El destino de la UCLA

Una de las mayores incógnitas luego del triste fallecimiento de Francesco Leone es en cuanto a quien ocupará el importante cargo que ejercía.

Hasta los momentos es poca la información que se tiene, sin embargo, los asesores jurídicos de la casa de estudio aseguraron que el primer paso será instar a elecciones, las cuales no se han producido por una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), aun cuando la UCLA cuenta con un reglamento que especifica cómo actuar ante estas situaciones.

Édgar Alvarado, vicerrector administrativo, será quien se hará cargo en los próximos días del rectorado, mientras se define la actuación a realizar.

La presidenta de la Asociación de Profesores de UCLA (Apucla), Débora Velásquez, aseguró que de parte de los distintos gremios, van a enarbolar las banderas de respeto a la institución.

Destacó que no son momentos para ceder espacios, por el contrario, hay que defenderlos y evitar que se implemente medidas fuera de la legalidad.

Es importante recordar que las instituciones universitarias se encuentran en periodo vacacional, lo que significa que el proceso para establecer a una nueva autoridad podría tener inicio junto con las actividades académicas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios