Buses a la playa salen cada hora del Terminal

Angélica Romero Navas | Foto: Archivo |

Cada 60 minutos sale un autobús con 32 personas aproximadamente desde el Terminal de Pasajeros de Barquisimeto hacia las playas de Puerto Cabello, Tucacas y Chichiriviche.

Esa es la estimación que hacen los conductores de las cinco líneas que cubren las rutas hacia la Costa Central, sin embargo, la frecuencia puede variar por la temporada alta, que inició en julio y termina a mediados de septiembre, con el regreso a clases.

Ayer sábado 26 de agosto, a las 12:00 del mediodía ya habían salido 10 autobuses para esos destinos.

Al día pueden salir entre 30 a 35 busetas, mientras que un día de temporada baja, salen sólo 12 unidades (6 para Tucacas, 4 para Chichiriviche).

A las 5:00 de la mañana salió el primer transporte y el último viajaría a las 5:00 de la tarde.

El costo por pasajero para Puerto Cabello es de Bs. 5.050, para Tucacas es de Bs. 5.500 y para Chichiriviche de Bs. 7.500.

Mientras que en un carro particular el viaje tiene un costo mínimo de Bs. 250.000.

Otros destinos que también registraron un incremento en la afluencia de viajeros son Valencia – Maracay, cada uno con 25 busetas al día.

Para estas rutas, los autobuses salen cada 45 minutos y el costo del pasaje es de Bs. 8.000 y Bs. 10.000 respectivamente.

 

Destinos locales ya no  son llamativos

Estos son los únicos destinos que en la temporada han tenido un incremento de viajeros, pues en destinos locales que solían ser turísticos como Cubiro y Sanare, los transportistas señalaron que el alto costo de la vida, aunado a la delincuencia, “quebró” el turismo en esas zonas.

Para Cubiro, sólo hay movimiento los fines de semana, entre cinco y seis unidades logran llenar al día.

Jairo Silva, con 15 años prestando servicio para esa ruta, señaló que aunque el costo del pasaje se mantiene accesible (Bs. 3.000), los puntos que solían ser visitados por los barquisimetanos, ya no captan la atención.

Además de los factores ya mencionados, la calidad que ofrecen los posaderos en los municipios Andrés Eloy Blanco ha desmejorado por la dificultad para conseguir los alimentos y productos de limpieza, también las vías son intransitables.

Aseguran los lugareños que las calles son de granzón, se mantienen porque los mismos muchachos del pueblo, a quienes llaman “los tapa hueco” piden dinero y les echan granzón y gasoil para habilitar el paso.

Piden a las autoridades gubernamentales mejorar las vías, hacer mantenimiento a los puntos turísticos y reforzar las actividades ligadas al turismo: el viaje al destino, las compras y el alojamiento, cuyos resultados beneficiarían a todos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios