Huracán María golpea Puerto Rico tras arrasar Dominica

AP | Foto: Getty Images |

María, uno de los huracanes más potentes en la historia de Puerto Rico, tocó tierra a primera hora del miércoles en la isla, arrancando techos, puertas y ventanas. Las autoridades advirtieron que el huracán podría diezmar la frágil infraestructura de la compañía eléctrica y obligaría al gobierno a reconstruir decenas de comunidades.

El vórtice del meteoro, que dejó al menos a nueve personas muertas en el Caribe, tocó tierra en la localidad costera de Yabucoa mientras el huracán tenía fuerza de categoría 4, con vientos de 250 kilómetros por hora (155 millas por hora). Se espera que azote la isla durante 12 a 24 horas, según los pronósticos.

La gente llamaba a las radioemisoras locales para informar que el viento arrancaba las puertas de sus bisagras y que un tanque de agua salió volando de un techo en el sur de la isla. Mientras tanto, se reportaron grandes inundaciones en San Juan, la capital.

El gobernador Ricardo Roselló advirtió de las fuertes lluvias e inundaciones, pero pidió a las personas que mantuviera la fe: “Somos más fuertes que cualquier huracán. Juntos nos vamos a levantar”.

Los tejados de zinc volaban por los aires y los vidrios de las ventanas se rompieron durante la madrugada, mientras buscaban refugio bajo escaleras, en baños y clósets.

Mientras María se acercaba a la isla, derribó torres de telefonía celular, tumbó árboles y provocó fuertes inundaciones, al dejar caer 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia hasta el momento.

El diario El Nuevo Día informó que una estación de asistencia médica en el pueblo costero de Arecibo perdió su techo y que la comunicación era complicada en varios puestos de emergencia. Un hospital y una estación policial reportaron ventanas rotas.

Alrededor de 90% de los clientes no tenían electricidad y un árbol cayó sobre una ambulancia. Quienes buscaron refugio en un coliseo en San Juan fueron trasladados a la segunda y tercera planta del inmueble, según la radioemisora WKAQ 580 AM.

El ojo del meteoro se acercaba a la costa norteña de Puerto Rico el miércoles a una velocidad de 19 kilómetros por hora (12 millas por hora), con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora (140 kilómetros de hora), según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami. El vórtice estaba a unos 40 kilómetros (25 millas) al oeste de San Juan.

María, que había alcanzado la categoría 5 con vientos de 281 kph (175 mph), es la tercera tormenta más fuerte que toca tierra en Estados Unidos de acuerdo con una magnitud clave de los meteorólogos: la presión del aire.

Cuanto más baja la presión central, más fuerte es la tormenta y la de María era de 917 milibares, comparada con la de Irma, de 929 milibares al tocar tierra en los Cayos de la Florida hace una semana.

Puerto Rico no recibe el impacto directo de un huracán desde hace años, ya que suelen pasar muy al norte o al sur de la isla. El último meteoro de categoría 4 que tocó tierra en Puerto Rico lo hizo en 1932 y el más potente en su historia fue San Felipe, en 1928, con vientos de más de 255 kph (160 mph).

Antes de la llegada de María, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció su apoyo al país a través de Twitter: “Puerto Rico será golpeado por un nuevo huracán monstruoso. Tengan cuidado, nuestros corazones están con ustedes ¡Estaremos ahí para ayudar!”.

Los refugios habilitados en la isla albergaban a más de 4.400 personas el martes en la noche, además de 1056 mascotas, informó Rosselló. El vórtice de María pasó cerca o por encima de St. Croix la noche del martes, lo que llevó al gobernador de Islas Vírgenes, Kenneth Mapp, a insistir a la población que permanezca alerta.

St. Croix evitó gran parte de los daños provocados por Irma en las islas de Santo Tomás y San Juan hace apenas dos semanas, pero en esta ocasión, la isla podría experimentar hasta cinco horas de vientos huracanados, comentó.

“Para aquellos que están en casa, realmente les recomiendo que no se vistan con ningún tipo de pijama”, comentó durante una breve conferencia de prensa. “Asegúrense de tener los zapatos puestos. Asegúrense de tener la chaqueta a la mano y algo en la cabeza en el caso de que el techo colapse. Realmente no les recomiendo que duerman entre las 23:00 y las 04:00 de la madrugada. Sean conscientes de los que les rodea”.

María causó dos muertos a su paso por la isla de Guadalupe, dijo Eric Maire, prefecto del territorio francés. Otras dos personas están desaparecidas tras un naufragio en la cercana isla de Desirade. Alrededor del 40% de la isla, unas 80.000 viviendas, no tenían electricidad y se reportaron inundaciones en varias comunidades.

La tormenta arrasó también la pequeña isla caribeña de Dominica el lunes por la noche, en donde el primer ministro Roosevelt Skerrit hizo algunas publicaciones dramáticas en su página de Facebook, entre ellas que su techo había salido volando.

“¡Los vientos son despiadados! Sobreviviremos por la gracia de Dios”, escribió Skerrit antes de perder comunicación.

Hartley Henry, consejero de Skerrit, dijo que había siete muertos confirmados en el país caribeño a causa del huracán María.

https://twitter.com/torrea40/status/910530141088047104

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios