El mercado paralelo domina la economía

Hugo J. Boscán | Foto: Archivo |

La crisis que en materia económica está padeciendo Venezuela se manifiesta en diversos factores y no se vislumbran soluciones a corto plazo.

Lo considera así el economista Leonardo Vera, presidente de la comisión de economía de Fedecámaras, quien vino a Barquisimeto a participar en el foro, Perspectivas Económicas y Empresariales 2018, que se llevó a cabo en el auditorio de la Cámara de Industriales.

Dijo que se trata de una crisis muy compleja con pérdida de empleos formales, caída de la producción, creciente situación inflacionaria, situación de endeudamiento y la escasez de divisas debido a que el mercado oficial está cerrado y sólo se depensde del paralelo, que es ilegal.

“El mercado paralelo se ha convertido en un mercado dominante en la economía venezolana por lo que debe legalizarse o seguirá creciendo a nivel de estampida”, afirmó.

También calculó que el bolívar se ha depreciado en un 99% ante el dólar durante los últimos años.

Vera se refirió también a la deuda venezolana en la actualidad, que sobrepasa los 11 mil millones de dólares que el Estado debe cancelar el próximo año.

Especificó que se deben cancelar 8 mil millones por concepto de la deuda de Pdvsa, mil por el canje de bonos que se hizo en el 2016, más de 2 mil a la compañía Rosmet por los prepagos que se le hicieron e el 2016y más de 300 millones a las empresas mineras intervenidas.

Lo más grave es que Venezuela, dificilmente puede hacer reestructuraciones de sus deudas por las sanciones que a nivel internacional pesan sobre el gobierno.

Por otra parte, está el caso de la hidroeléctrica que se construye en Tocoma con préstamos de la Corporación Andina de Fomento, que aún no tiene instaladas las turbinas necesarias para generar electricidad y mientras eso no ocurra carece de ingresos, pero se deben cancelar los préstamos.

A eso se agrega el hecho de que Pdvsa, la principal fuente de ingresos del Estado, se encuentra en una situación crítica por los bajos precios del petróleo y, presumiblemente, por administraciones errática.

Al respecto explica que la petrolera apenas está aportando al Banco Central un 10% de sus ingresos cuando en el pasado era un 50%, lo que indica que su presencia en la economía nacional es cada vez menor.

Por otra parte, la empresa petrolera está experimentando retardos en las cancelaciones a sus proveedores, en algunos casos hasta de 400 días, cuando hasta hace algunos años eran de cien.

Se le consultó su opinión sobre las 90 toneladas de oro retenidas por un banco alemán por cobro de deuda y manifestó que se desconoce si el Estado venezolano tiene también cantidades del metal en otras instituciones en el exterior como garantía por préstamos.

El economista insistió en que la economía del país se encuentra en un nivel extremadamente crítico, aunque se espera que el gobierno, que ahora tiene una posición política más dominante, después de las elecciones para gobernadores, pueda prestarle más atención a los problemas económicos, que son más graves que el año pasado, pero si eso no ocurre serán más serios el próximo.

El economista tampoco ve muy buenas perspectivas para los próximos meses en cuanto a abastecimiento de alimentos, medicinas y otros rubros, pues cada vez se dispone de menos cantidad de dólares para las importaciones.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios