Los Escenarios del País: ¿Venezuela post-rentista, post-petrolera?

-

- Publicidad -

El Presidente Maduro el 7 de septiembre de este año, en el acto de entrega de las 8 propuestas de ley ante la ANC, afirmó que nuestra nación llegó al ¨colapso prematuro del modelo rentístico petrolero¨ añadiendo que su gobierno no estaba preparado para un quiebre abrupto del mismo, que nadie les había advertido… En la sección final de su discurso, sorpresiva y contradiciendo su propia la narrativa de guerra económica, termina agradeciendo a Fidel Castro “por ser el único en advertirle tempranamente el colapso del rentismo”. Esta declaración significa una ruptura radical con el tradicional papel asignado al petróleo como palanca para impulsar el desarrollo del país. Pero significa también una muestra de indefensión académica que deja muy mal parados a sus asesores nacionales y extranjeros, funcionarios del BCV y ministerios colocándolo en una situación de orfandad intelectual.

Hay razones para sospechar que estas declaraciones que desestiman años de historia y contribuciones importantes de ilustres compatriotas, empezando por Uslar Pietri, pasando por Mendoza Potellá, y la monumental obra de Asdrúbal Baptista acerca del colapso del capitalismo rentístico, no son inocentes, no son muestras de ignorancia. Son señales del deliberado propósito de sacar del debate público el incómodo destino de la renta petrolera. Cómo explicar esa extraña conducta de desechar la privilegiada condición que nos ha sido dada como gentilicio, equivalente a que la Kardasihan no explote sus atributos corporales, o Botswana sus diamantes. Todo parece indicar que no quiere que pregunten en qué se gastaron más de un millón de millones de dólares recibidos durante el boom petrolero reciente. Quizás se pretendair más allá: intentar convencer a los venezolanos que el negocio petróleo llegó a término, se acabó. Así desaparece la renta y con ello el rentismo. Es el anuncio anticipado que, en una nueva constitución, por redactarse, -si es que ello ocurre- el petróleo y la renta que capta El Estado, estarán ausentes. El Ejecutivo no tendrá que dar cuenta a nadie de la renta petrolera que, con seguridad, habrá de reportar el negocio y tampoco lo que ha de recibirse por la explotación del arco minero del Orinoco. Estas declaraciones marchan en sentido opuesto a las diligencias encaminadas a elevar los precios en el seno de la OPEP con la colaboración de Rusia y la búsqueda de inversionistas internacionales para recuperar la producción. No son más que excusas para acometer una nueva ronda de expropiaciones y restricciones al sector privado.

- Publicidad -

A decir verdad, el único debate importante, trascendental en estos momentos de crisis, es el destino de la renta (petrolera y minera)en el país. Venezuela es un país petrolero, por designio divino desde hace más de 2 millones de años. Y, según estudios especializados, la Faja Petrolífera del Orinoco contiene más de 400.000 millones de barriles atrapados en el subsuelo, que alcanzan para 200 años, aun triplicando el nivel de extracción actual. Con seguridad, en el camino el petróleo será sustituido como combustible por otras fuentes energéticas menos contaminantes y de menor costo. Mientras ese momento llega, seguiremos explotando el recurso, el futuro aguarda por otros usos más nobles, sobre todo en la petroquímica que está todo por hacerse.

No vamos a dejar de ser país petrolero. No sólo tenemos las más grandes reservas del planeta sino que el negocio es extremadamente rentable. El rentismo está bien lejos de superarse. Se denomina renta la porción de ingresos (dólares provenientes del resto del mundo) que capta el Estado en su condición de propietario de los yacimientos, sin realizar esfuerzo productivo alguno. Hay otros ingresos, tales como salarios, ganancias, dividendos e impuestos que forman parte del ingreso petrolero pero no constituyen renta. Y por rentismo se entiende la condición de acentuar el rasgo de vivir a expensas de unas regalías otorgadas por permitir la extracción de un recurso natural en un territorio determinado. En términos contables puede asimilarse a una ganancia extraordinaria, que se ilustra con algunas cifras.

Las ganancias por barril extraído llegaron a ser de 900% en 2013. Téngase como referencia comparativa que en Venezuela la ganancia justa, según definición legal, es de 30%. Si bien los precios descendieron desde agosto 2014 hasta marzo 2016, en la actualidad parecen estabilizarse alrededor de US$40-50 por barril. Indiscutiblemente el petróleo sigue siendo un negocio espectacular con ganancias de 400%, si nos atenemos a reporte oficial que estima costo por barril de Pdvsa en 12 dólares. La situación es complicada porque la mayor parte de barriles producidos han de destinarse al pago de la enorme deuda externa irresponsablemente contraída en épocas de bonanza y en entregar cerca de 600.000 barriles diarios en físico, para honrar los compromisos con el Fondo Chino. Aun así, es un negocio fabuloso, la renta es grandísima. Y probablemente lo sea más, cuando comience la erupción rentística del Arco Minero del Orinoco.

Llamo la atención sobre dos hechos curioso: el gobierno quiere esconder el asunto del destino de la renta en su proyecto político y la oposición no atina a comprender que su suerte está asociada a un proyecto político alternativo que diga qué hacer con esa riqueza fabulosa para salir del atolladero. Venezuela aguarda por el debate.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

Gustavo Dudamel recibió un título honorario de la Universidad de Harvard #24May

El reconocido director de orquesta barquisimetano, Gustavo Dudamel, recibió un título honorario por la Universidad de Harvard como reconocimiento por su trayectoria y compromiso con la educación musical.
- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -