Depende del Gobierno nacional evitar desastre mayor en Cubiro

Hugo J. Boscán | Fotos: Iván Piña |

Hace años, desde la alcaldía de Jiménez, se planteó al Gobierno nacional la problemática de Cubiro con relación a los hundimientos y destrucción de viviendas y vialidad, pero nunca hubo respuesta alguna, a pesar de la gravedad de la misma.

Su titular, José Gregorio Martín, informó que, hace más de dos años, estuvo en la vicepresidencia de la República y en el Ministerio de Obras Públicas, determinándose en ese entonces la necesidad de hacer un estudio de tres dimensiones, cuyo costo, en esa época, estaba en el orden de los 10 mil dólares, “que la alcaldía no estaba ni está en condiciones de costear”.

Agregó que lo único que logró fué el envío del geólogo Feliciano dos Santos, experto en la materia, quien conoció el desastre ya existente, en el sitio, junto con los informes elaborados por Funvisis.

En esas inspecciones se constató que el problema no afecta al sector original de Cubiro, el de los españoles, como las inmediaciones de la plaza Bolívar y la iglesia,sino en los de los nuevos urbanismos.

Igualmente se determinó que los hundimientos son originados por corrientes subterráneas y redes cloacales desarrolladas de manera irregular.
Martín señaló que, al ser reelectol como alcalde, insistirá nuevamente ante el Gobierno nacional para que se busquen alternativas para salvar a la capital de la parroquia Diego de Lozada.

Ordenanzas

Por su parte, Orlando Miranda, ex-presidente, diputado al Consejo Legislativo y candidato a la alcaldía de Jiménez, también expresó su preocupación por lo que está ocurriendo en Cubiro.

Dijo que en el parlamento regional conocen del problema, por visitas de comisiones e informes de Hidrolara, pero cree que hacen falta ordenanzas que impidan se sigan levantando edificaciones altas que representan pesos mayores para los que no son resistentes los terrenos de la parroquia.
Prometió que, “tan pronto llegue a la alcaldía me preocuparé en la redacción de esas ordenanzas que regulen la construcción de estructuras de gran envergadura que, de acuerdo a los estudios realizados hasta ahora, no deben hacerse en esa zona”.
Igualmente prometió la ejecución de un plan de viviendas para reubicar a aquellas familias que han perdido las suyas, la mayoría de ellas en el sector La Escalonada, y las que aún las ocupan a pesar del deterioro que presentan a causa de los hundimientos.
Anunció para mañana domingo una nueva visita a la población con el fin de reunirse con representantes de las comunidades afectadas y actualizar las informaciones que posee sobre la situación.

Comercio preocupado

Amílkar Marcano, presidente de la Asociación de Comerciantes, Industriales y Afines del municipio Jiménez, también está preocupado por la situación en Cubiro.
“Creo qu a Cubiro nunca le han dado el trato que merece como principal ícono turístico del estado Lara, y ya es tiempo para que lo hagan, en especial desde el Gobierno nacional, porque a nivel del municipal y el regional, aparentemente, no existen recursos para hacerlo.

Recordó que allí se encuentran asentados unos cuantos prestadores de servicios del sector turismo, que han hecho inversiones, aprovechando las bondades naturales de la zona, principal atractivo de nativos larenses o de otras entidades.
Hizo un llamado a quienes manejan el ministerio de Turismo, así como de Obras Públicas y Ecosocialismo y Aguas, para que dirijan la mirada hacia Cubiro antes de que se destruya más de lo que ya está, tanto en zonas residenciales como en la vialidad, a la que sólo hacen “remiendos”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios