López Castillo: “Los únicos diablos son los que se oponen a la verdad y la libertad”

Hugo J. Boscán | Fotos: Karen Paradas |
[email protected]

El arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, no siente temor alguno por la amenaza del presidente Maduro de aplicarle la Ley contra el odio por lo que dijo el domingo en la homilía de la misa de la Divina Pastora.

“No creemos en amenazas ni tememos amenazas venidas de gobiernos que no aceptan que los pueblos sean libres”, dijo.

Sus palabras las pronunció en el acto de solidaridad convocado por varias instituciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos.

Dijo también haber felicitado a monseñor Basabe por sus palabras en la misa en la Catedral y aseguró no temer ser detenido por su posición.

“Estamos seguros que nuestro pueblo, mayoritariamente, a favor de la verdad, estará de nuestro lado para defender los derechos humanos”, afirmó.

Sobre los señalamientos del presidente Maduro que los calificó de “diablos con sotana”, López Castillo respondió muy claro: “Aquí los únicos diablos son los que se oponen a la verdad, los que se oponen a la libertad, a la prosperidad de nuestro pueblo; por eso el Diablo está por otro lado, con nosotros está Dios”.

Al agradecer la solidaridad recibida, dijo que, “es necesario seguir luchando hasta el final.

Esto hay que ganarlo. A estos hay que vencerlos, porque lo que nos interesa es el bienestar de nuestro pueblo, de nuestra amada patria, Venezuela. Sigamos en esta actitud porque nuestra Patria merece tener dignidad, los alimentos para vivir, medicamentos para la salud, todos los esfuerzos para ser un país próspero, en progreso, que cresca constantemente en esa dignidad”.

Sobre los ataques oficiales a la iglesia católica, expresó que “la iglesia es una fuerza, es un movimiento que no se entrega, que no acepta lo injusto de gobiernos mal habidos. Nosotros nos mantenemos firmes y seguimos adelante; no aceptamos amenazas de ningún tipo y este obispo, con toda su feligresía, seguirá luchando hasta la victoria final”.

Previamente al arzobispo hablaron, Maximiliano Pérez, de la Red de Instituciones Larenses, Nelson Fréitez, de la Cátedra de Derechos Humanos de la UCLA, Yuyita de Chiossone, un representante del Colegio de Abogados, Yonaide Sánchez, capítulo Lara de Transferencia Venezuela, Manuel Virgüez, del movimiento Vino Tinto, Héctor Contreras, de la CTV, Edgar Silva, del movimiento de jubilados y pensionados, profesora Janeth Bastidas, de la UCLA, y el padre Alfonso Maldonado, de la Vicaría de los derechos humanos de la Arquidiócesis de Barquisimeto.

Todos expresaron su solidaridad con los prelados de Barquisimeto y San Felipe.

El padre Maldonado dijo que cuando la iglesia castólica levanta la voz está haciendo uso de su propia naturaleza.

“El pueblo de Dios tiene sus pastores y los pastores tienen su pueblo”, afirmó.
Igualmente afirmó que la Ley contra el odio debe ser aplicada “a quienes prácticamente masacraron a Oscar Pérez y sus compañeros”

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios