Venezuela se esparce por el mundo

María Virginia Colmenárez | Foto: Archivo |

¿Amas a tu país? Si bien es cierto, todo venezolano ama a su país. La actual y lamentable situación obliga a sus habitantes a dejarlo en busca de nuevas oportunidades, por encima del amor que sienten hacia su nación y a su familia.

La migración en Venezuela se ha convertido en el fenómeno más grande de la historia, siendo el motivo por el cual las familias están siendo divididas, ahora es muy común escuchar que tu amigo, vecino o familiar se fue o se irá del país, dejando solo el recuerdo y la esperanza de que todo será mejor.

Venezuela además de estar repartiendo sus habitantes alrededor del mundo, dejando hogares sin un padre, una madre o sin hijos, también está quedando sin jóvenes, universitarios y profesionales competentes quienes se van a brindar sus conocimientos a otras naciones, dejando un déficit de personal en las empresas.

Ahora los lugares más colapsados en Venezuela son los Servicios Administrativos de Identificación, Migración y Extranjería aime) y los Aeropuertos, una minoría dice querer quedarse, ya sea por falta de su pasaporte, de dinero y muy pocos por esperanza de que se produzca un cambio muy pronto.

La economía es uno de los problemas que convirtió a Venezuela en un país emigrante aun cuando años atrás era un 99 % inmigrante por sus buenas oportunidades y mejores estilos de vida en comparación a otros países debido a su producción petrolera.

Para nadie es un secreto que esta crisis es consecuencia del gobierno del Presidente Hugo Chávez, y más aun cuando fallece en el año 2013 y deja su mandato en manos del actual gobernante Nicolás Maduro; ya con aproximadamente dos décadas donde el equipo rojo tiene en sus manos el poder del país, Venezuela se desintegra poco a poco.

Uno de los elementos más grotescamente negativos en la gestión de estos presidentes ha sido la economía, siendo magnífica e incomprensible la destrucción de la producción, dando entrada a una inflación o hiperinflación como lo destacó el presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento y diputado militante del partido “opositor”, Primero Justicia, José Guerra: “Una hiperinflación es insoportable. Es la ruina de un país. Entonces, el término correcto es hiperinflación. Estamos en un punto en el que hay que hacer algo, urgente, para parar la hiperinflación. Si no, este año 2018 fácilmente puede alcanzar la tasa de inflación el 10.000 %”, citado desde la página web Panampost.

La polarización fue otro error del gobierno, jugando con la mente de los que menos tienen y poniéndolos en contra de los que han luchado más por alcanzar a vivir mejor.

Estos acontecimientos y otros fallidos han sido el puente de gran parte de la nación de un país a otro, quienes seguirán nostálgicamente despidiéndose de sus familiares en busca de una salida a este caos que hoy es un boom en Venezuela y el mundo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios