#Vibralta La forma más tonta de vivir: ¡Preocuparse!

Nancy Rosas | Foto: Archivo |

Así lo leí del creador del Círculo de Realización Personal, CRP, Francisco Giménez, quien afirma que preocuparse, definitivamente es la forma más tonta de vivir… ¿Saben por qué? Porque la preocupación es un acto de creación absoluta donde aplicamos todos nuestros recursos, pensamiento, palabra, emoción, imaginación y a veces hasta la acción, para crear lo que exactamente nos preocupa, precisamente eso que no queremos.

Entonces no se preocupe, ¡ocúpese! pero no lo haga como lo hace la mayoría: trabajando… Hay que aprender a ocuparnos en conectarnos con todo lo que representa nuestra abundancia, con el disfrute de la vida y viendo lo mejor de todo lo que nos suceda, así creamos sea lo peor.

Lo mejor de hacerlo es que si de verdad nos ocupamos en enfocar lo que queremos, en vez de andar preocupados por lo que más tememos nos suceda, no habrá ninguna posibilidad de que la vibración o energía de la preocupación se acerque a nosotros.

Es fácil, pero hay que practicar y estar atentos siempre a “mirar” lo que deseamos llegue a nuestras vidas a cada momento. Por eso, vigile su estado de ánimo… ¿Que por qué? ¡Ya les cuento!

Todo es cuestión de atracción…

Cuando controla sus estados de ánimo puede hacerse más consciente de lo que le gusta y de cómo se siente, lo cual le permitirá disfrutar de todo lo que le suceda más fácilmente, o ver lo mejor de lo que le esté pasando en ese momento; disfrutará de sentir las cosas que estén a punto de suceder, de ver cómo las cosas comienzan a encajar y le encantará presenciar la manifestación de sus deseos; verá como “caen de cielo” de manera sencilla y única.

Pero para que todo ello ocurra debe aprender a controlar sus estados de ánimo, lo cual no implica reprimir las emociones negativas, ni no sentirlas, diría Francisco Giménez, creador de CRP, ya que ello podría causarle una enfermedad.

Controlar los estados de ánimo se refiere a adquirir el hábito de cambiar, de manera consciente y atenta, casi de inmediato cualquier percepción que tenga sobre algo y que esté generando ese estado de ánimo.

Y es que nada es doloroso o molesto por sí mismo, el dolor o la molestia es producto de la percepción errada y hasta caprichosa que ud pueda tener de algo o alguien; al cambiarla ésta desaparecerá.

Es importante que recuerde reconocer la correlación exacta que existe entre lo que piensa, imagina, siente, dice y actúa; son elementos correlacionados que hacen que lo que se manifieste en nuestras vidas sea una u otra realidad, mi realidad, su realidad: es decir, una misma realidad para todos, con múltiples percepciones según decida cada quien interpretar.

Para que lo entienda mejor, imagine ud que es un imán que atrae hacia sí la esencia de lo que piensa y siente: Si se siente gordo nunca atraerá la delgadez; si se siente pobre, no atraerá la prosperidad; si se siente triste siempre, la felicidad nunca llegará, y así sucesivamente.

Entienda que aquello en lo que piensa es lo que empieza a invitar a su experiencia de vida, ¡sin duda alguna! Sea bueno o malo; razón por la que es vital comprenda que debe aprender a intencionalizar lo que piensa, siente y dice porque siempre va a obtener, va a sintonizar con eso y será lo que se manifieste en su vida…¡vuelvo a insistir: sea bueno o malo!

Así que no reprima sus emociones negativas, cambie la percepción de lo que las produjo, vea la otra cara de la moneda, ábrase a otras posibilidades sobre ese hecho o circunstancia y de esa manera, estará aprendiendo a controlar sus estados de ánimo en relación directa con el aumento de más momentos de disfrute en su cotidianidad.

Es su decisión alejarse de la forma más tonta de vivir: preocupándose… lo hace ocupándose de mejorar su percepción de lo que ve y siente, con el objetivo de enfocarse y atraer en consecuencia todo aquello que le gusta en vez de lo que no… Por eso, ocúpese en observar cómo se siente y escoja siempre lo que más le haga sonreír, lo que más disfrute, así sea obligaíto que digo yo… ¡Es así de sencillo, gente bonita!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios