Maestros arrepentidos de votar por Carmen Meléndez

Angélica Romero Navas | Fotos: Stiven Valecillos |

Decepcionados y engañados dicen sentirse los docentes de Fundaescolar, a quienes la actual gobernadora, Carmen Meléndez, se embolsilló durante su campaña ofreciéndoles mejoras salariales, pago de deudas y hasta pasarlos a nómina del Ministerio de Educación.

Con estas promesas y con un historial de “descuidos” por parte del exgobernador Henri Falcón, muchos maestros vieron en Meléndez “una esperanza” y le dieron el voto de confianza para posicionarla como la máxima mandataria regional. Pero ahora dicen estar arrepentidos.

Rumbo a los 100 días de gestión de la gobernadora, las mejoras para el magisterio no han sido palpables. Este martes lo manifestaron públicamente frente a la sede de la Gobernación del estado Lara.

“Nos sentimos discriminados, todos los beneficios se los llevan los maestros nacionales y nosotros trabajamos igual que ellos” dijo la profesora Hilda Peña, secretaria general del Sindicato Venezolano de Maestros del estado Lara (Sinvemal)

Orangel Primera, presidente de Sinvemal, explicó que un docente nacional, maestro normalista, tiene un sueldo base de 579 mil mientras que un docente 6 de Fundaescolar, con 21 años de servicio y postgrado, percibe un sueldo de 279 mil.

Son 8.500 docentes dependientes de la Gobernación del estado Lara, quienes están a la espera de la firma de la VII convención colectiva, mientras devengan un salario básico, con diferencia del 100% comparado a los salarios de docentes nacionales.

Primera exige a la gobernadora que presente los criterios técnicos para iniciar la discusión, “la nación ya va a discutir la IX convención y nosotros ni siquiera hemos iniciado a discutir la VII”.

Los maestros también exigen la reactivación del servicio médico de atención primaria Siamtel, que actualmente no presta el servicio y estos docentes tampoco cuentan con póliza de Hospitalización, Cirugía y Maternidad.

Las primas de antigüedad, hijos y juguetes no han sido ajustadas, como también se prometió; tampoco recibieron el bono por uniformes, no hay avances con respecto al pago de las deudas que la Gobernación mantiene con los trabajadores de Fundaescolar desde el año 2014; siguen en mora con los aportes patronales al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y no hay definición de la situación de los docentes contratados.

“La gobernadora tiene un compromiso, habló de justicia social para nosotros y todavía estamos esperando lo que prometió, exigimos respuestas inmediatas” reiteró Primera.

Los trabajadores de Fundaescolar son víctimas de acoso laboral por parte de directores y supervisores, quienes les prohíben quejarse por estas irregularidades, reveló la delegada sindical Hilda Peña. “No tenemos miedo, no queremos dejar de dar clases pero la Constitución nos garantiza el derecho a la protesta”.

La paralización de actividades del personal de Fundaescolar es una opción que no está descartada.

Un representante de la Gobernación pidió un plazo para ir a Caracas a canalizar sus exigencias. Los educadores aceptaron, sin embargo exigieron respuestas por escrito, con fechas de pago, “no es que tengan la disposición de resolver porque con disposición no vamos al mercado” subrayó Peña.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios