Trabajadores de la UCLA entre la espada y la pared por bajos sueldos

Stiven Valecillos / @stivenvalecillos | Fotos: Stiven Valecillos / @stivenvalecillos |

El edificio rectorado de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), fue el lugar de la concentración de los diferentes sectores que hacen vida en esta casa de estudios; profesores, administrativos obreros, estudiantes y sociedad civil hicieron presencia para denunciar diversas situaciones que afectan, no solo a esta alma máter, sino a toda la sociedad.

Para los profesores que aún hacen vida en la UCLA, la situación es insostenible. Los bajos salarios y condiciones de la universidad son alarmantes.

Para la profesora Deborah de Valecillos, presidenta de la Asociación de Profesores de la UCLA (Apucla), es imposible quedarse de brazos cruzados ante la situación que atraviesan. Expresa que los profesores están en un momento de arrinconamiento que los ha llevado a dejar de comer, dejar de adquirir medicamentos por no tener los recursos, a perder espacios de recreación por la inseguridad y negarles a sus hijos algún tipo de necesidad que tengan por ser niños.

“Es triste lo que estamos viviendo los profesores y en realidad no somos solo nosotros, es toda la clase trabajadora del país. En la universidad la situación se está viendo reflejada en las continuas renuncias de docentes, cambios de oficios, concursos académicos desiertos; de alguna manera se está desmantelando la academia del país, por esa razón no nos podemos quedar de brazos cruzados”, señaló la docente.

De Valecillos agrega que se están negando los derechos constitucionales como: el derecho a la vida, a la salud y educación, por lo que es necesario un cambio de gobierno con acciones que enderecen el rumbo del país.

Se sumaron

La concentración también contó con representantes del bloque administrativo y obrero de la Universidad Lisandro Alvarado.

El presidente del Sindicato de Empleados Administrativos de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Sindeucla), Rubén Darío Albornoz, declaró sobre los problemas que se presentan en la institución.

“Por una parte no tenemos transporte y el salario es tan bajo que no permite cubrir los pasajes para venir a trabajar, difícilmente para comer, por lo que buscamos modificar los turnos de trabajo y así minimizar los gastos de pasaje y garantizar la funcionalidad de la universidad. Por otro lado está la inseguridad, en el Decanato de Agronomía hemos tenido incontables robos, donde incluso en la oficina del decano no quedan ni computadoras, se han roban filtros de agua, microondas, todo; operativamente está en riesgo la funcionalidad de los diferentes decanatos”.

De igual manera, el secretario de Higiene y Seguridad Industrial, Víctor Orozco, afirmó de manera puntual que la concentración es de protesta ya que no están ganando nada, “nosotros estamos pagando para trabajar”, la realidad de los trabajadores de la UCLA es que están financiando el trabajo, considera Orozco.

Para los diferentes gremios de esta casa de estudios, la realidad se resume en una crisis universitaria, en la cual no tienen para sueldos y salarios acordes a la situación país, gastos mínimos de mantenimiento o siquiera agua potable. Por ello es indispensable que cambien las políticas económicas que hasta ahora han generado el “empobrecimiento del país”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios