Reinaldo Quijada promete eliminar en forma absoluta cadenas presidenciales

Juan B. Salas | Foto: Cortesía |

Eliminar de manera absoluta las frecuentes cadenas presidenciales de radio y TV, que se han hecho costumbre desde los años del gobierno del Presidente Chávez y ahora con el gobierno del Presidente Maduro, prometió el candidato de la Unidad Política Popular 89(UPP 89), Reinaldo Quijada, de ser electo presidente de la República

-Pudiera parecer un hecho intrascendente pero es más trascendente, en su significado, de lo que pudiera pensarse en una primera instancia. Se trata de saber diferenciar y deslindar lo que es el “espacio público” y lo que es el “espacio privado”. Cada uno de ellos debe tener sus propios límites y el “espacio público” no puede subordinar, ni aplastar, ni anular al “espacio privado”. Lo cual es muy frecuente en la práctica política actual. Ambos espacios son imprescindibles o, si se quiere, complementarios. Lo que estamos significando con este hecho constituye un cambio de paradigma en la política actual, no sólo en la política nacional, sino en la política mundial y constituye un signo distintivo – conceptual y valorativo – de la UPP 89-, precisó  Quijada.

Afirmó  que cree que los anuncios presidenciales, deberían difundirse en vivo y directo, solamente por el canal principal del Estado, Venezolana de Televisión, y exigiéndole a todos los demás canales públicos y privados que hagan la participación adecuada de la transmisión presidencial a su audiencia, dando a conocer el día y la hora precisa de tal difusión, para que sea una decisión, propia y autónoma, de la persona si quiere o no escuchar dichos anuncios, advirtiendo que eso ayudaría a generar conciencia en la población, al tener que decidir por sí mismo y no ver o escuchar algo en función de una imposición, indicando estar seguro que, por esta vía “voluntaria”, cualquier alocución presidencial tendría más audiencia que las que tienen actualmente”.

-El Presidente Maduro ha abusado de las cadenas y luego, cuando uno las escucha casi obligado, se encuentra que no hay ningún anuncio importante, suele darse el mismo discurso banal, estereotipado y aburrido, y con una ausencia de ideas casi total-, aseguró.

Ratifica que la supresión de las cadenas de radio y TV vendrían siendo una expresión, por supuesto no la única, de algo superior: el respeto hacia la persona, respeto que hoy se ha perdido y degradado totalmente, dijo el candidato presidencial.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios