Murió el luchador social Sigfredo Nieves

Prensa Alfredo Ramos | Foto: Cortesía |

El ex alcalde de Iribarren, Alfredo Ramos, informó a través de su cuenta de Twitter que falleció el conocido luchador social Sigfredo Nieves, quien dedicó su vida a las comunidades del norte de la ciudad.

“Acaba de morir un gran amigo y compañero de lucha, Sigfredo Nieves, combativo dirigente sindical por la salud en Lara, que siempre luchó por los derechos de los trabajadores de la salud. Paz a su alma y mi más sentido pésame a su esposa, hijos y familiares. Que Dios lo tenga en su gloria”, escribió el dirigente político de La Causa R.

EL IMPULSO en sus registros destacó la vida de Nieves, quien se desempeñó como Gerente de Operaciones de Mayorista de Barquisimeto (Mercabar).

Expone el periódico que todas las actividades humanas realizadas por Sigfredo, tenían por centro y vértice la exaltación de lo social.

“Con amplitud y consenso objetivo, le hemos visto actuar, por la derecha senda de un sindicalismo abierto y renovado, con brisas de superación, acatando en sus pautas tesoneras, las buenas reflexiones de un común amigo: Jacinto Jiménez (de grata memoria) hacedor y propulsor de un liderato sindical de empatía, en la región, destinado a forjar un estable ambiente de justicia distributiva, donde haya pocos que tengan demasiado y menos que carezcan de todo”.

Añade la nota del diario centenario que Sigfredo Nieves fue un dirigente por antonomasia, de ese dinámico espacio de la ciudad, comprendido entre el Cují y Tamaca, que en su identidad jurídica y política es una parroquia de gran dinamismo y proyección.

“Sigfredo fue el alma e infatigable inspirador de esa iniciativa, que nace a su paso por la Asamblea Legislativa del estado Lara, donde sentó silla, con obra que está presente y por su alcance y significación, la comunidad guarda en su memoria agradecida”.

Cují y Tamaca, formaron el norte de promisión, al superar el milagro del agua, por la que luchó sin cansancio, sin fatiga y sin desaliento. Era el veedor insuperable. Era el hombre comunidad, que hizo suyo el común, un promotor social a la altura de su capacidad y a la medida de su responsabilidad.

Dirigente de proba y probada actuación, en su existencia pública y en la vida privada. Siempre se le vio actuar guiado por pautas de democracia y de progreso, de diálogo y humana convivencia, enfilado, invariablemente a sendas del bien común.

“Por sus virtudes paradigmáticas, Sigfredo parecía estar enrazado con ancestros de aquellos que el Libertador requería de modelo para el funcionario público, cuando dice en el Congreso de Angostura: ¡Hombres virtuosos, hombres patriotas, hombres ilustrados, constituyen las republicas!”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios