Petróleo venezolano cae -1.06 $/Bl y cierra la semana en 65,18 $/Bl

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo |

La cesta de crudos y productos petroleros venezolanos, cerró la semana con un precio promedio de 41654 (Cny), igual a 65,18 $/Bl, lo que refleja una nueva caída de – 7,42 (Cny) equivalente a 1,06 $/Bl en comparación con el precio de la semana anterior que alcanzó a 423,96 (Cny) equivalente a 66,24 $/Bl, reveló el Ministerio de Petróleo.

Se observa una tendencia declinante en los precios, en las últimas dos semanas, luego de registrar aumentos durante cuatro semanas consecutivas, en todos los precios de los marcadores en la semana, de acuerdo con las cifras que dio a conocer este viernes el despacho petrolero venezolano.

En lo que va del año, el precio promedio del crudo nacional para el 2018 se ubica en 61,22 $/Bl, lo que refleja un 16,56 $/Bl por encima de la media de 46,66 $/Bl que experimentó en 2017.

La información dada a conocer por el despacho refleja que la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cae – 0,56 $/Bl, el West Texas Intermediate (WTI) pierde –2,2 $/Bl y el Brent del Mar del Norte retrocede – 0,41 $/Bl.

Los precios de los principales crudos marcadores siguieron manteniendo esta semana, una tendencia a la baja, lo que los mantiene a los países productores con las alarmas encendidas, confiando en que manteniendo el recorte de producción durante todo el año 2018 se pueda revertir la tendencia en las próximas semanas; sin embargo, se estima que esta declinación se debe a las declaraciones de Arabia Saudita que ha considerado aumentar su producción, ante la caída persistente de los aportes de Venezuela al mercado, ya que de acuerdo con las cifras de la OPEP, la producción venezolana sigue cayendo de manera progresiva.

El Presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo, anunció esta semana, que la industria tiene previsto reactivar 23.319 pozos petroleros, lo que permitiría recuperar la producción en 1,4 millones de barriles por día; sin embargo, esto solamente son planes a ejecutar, lo cual no resulta fácil para la estatal petrolera agobiada por las deudas y con severos problemas de flujo de caja.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios