#OPINIÓN De no corregir, se termina de hundir el banco

Ya es el último trimestre de este año 2018. Que no ha sido bueno para nadie o mejor dicho para el noventa por ciento de los habitantes de este país, porque según lo que dicen y está probado que el diez por ciento goza de buena salud y disfruta de la abundancia, si pensamos que podría hacer una rectificación favorable a todos pero da la impresión de que con esas ideas que ponen en práctica jamás darán pie con bola, mientras que no se estimule el sector productivo que genera puestos de trabajos, pagos de impuestos y estar dispuesto a aportar y no a pedir; Todo será un fracaso der no hacer una alianza entre mandatarios y empresarios aquí no tiene que existir esas diferencias tan marcadas el que construye y destruye eso a nadie que piense un poco podría ocurrírsele, a quien no le va a gustar que le ayuden a soportar la carga si en esta situación país se nos hace mucho más pesada la carga familiar, como puede un pequeño grupo de personas improductiva, pretender alimentar casi veintisiete millones de habitante que aún queda aquí sin ayuda de quienes saben producir a cero costo para el estado.

Llegó el momento de unirse para construir una inmensa autopista de reconciliaciones el amor, la unión para abrirle paso y circule la prosperidad para todos sin discriminación, en busca del bien o sea unirnos todos en una inquebrantable solidaridad que rompa a raíz las venas del rencor y la desidia sin olvidar a Einstein cuando dijo ” dejemos que quienes tienen el privilegio del saber, tienen la obligación de actuar ” y eso es uno de los principales capitales de nuestro país, que mucha gente buena, pensante, de servicio, de las buenas y pacificas soluciones, Que conduzcan a una buena convivencia y sea el fin de los permanentes diatriba y pleitos viscerales que solo sirven para destruir el ánimo y quedar ante el mundo como groseros, mal hablados, pagando pecados sin cometer y quedando como lo peor.

Preocupación en el sector primario en este momento es el ojo del huracán, o la diana donde apuntan todos los días, cual es el error cometido para estar sujeto a atropellos, persecuciones y descréditos si su pecado es producir lo más sagrado que es alimentos, sin escatimar esfuerzo y perdida, en este momento produciendo mucho más de lo que se consume con todo cariño y sin preguntar a nadie como se llama ud, que religión o partido pertenece, es posible que una institución tan respetada como Fedenaga se merezca vivir bajo estas tensiones , lo contrario debería ser aplaudida, si esta institución de reconocimiento internacional con más de ciento cincuenta y cinco mil unidades de producción, casi dos millones de empleos directos, créeme que merece ser atendidos respetados por ser estos buenos venezolanos, actuando como los músicos del Titanic se está hundiendo y siguen tocando y aun con esperanza de que algún día se les reconozca su haber y no se les ponga más trabajo, consciente de que deben quitarle y mucho menos ponerle precio a su sudor y sacrificio.

Como iremos hacer lo que quieren seguir trabajando en Venezuela y para Venezuela, si los científicos de la economía a nivel mundial en nada coincide las que pautas las líneas económicas del estado si lo menos que dicen los expertos es que nos espera una hiperinflación de cuatro millones setecientos por ciento, aparte de que ya estamos en grandes dificultades, inmanejables y a aun así, se sigue golpeando al que genera trabajo y paga impuesto, Imposible de Creer.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios