Fedecámaras: Si no hay un cambio en lo político, económico y social no se recuperara la economía

Juan B. Salas | Cortesía |

Hasta tanto no se produzca un cambio político, económico y social en el país, será muy dificil que se pueda recuperar la economía, que se estima que este año caerá en un 15% del PIB, aseguró el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, en el marco del Consejo Nacional Ordinario, realizado este martes, en la sede de la organización empresarial.

En estos Consejos participan los representantes de los 14 sectores empresariales que conforman a la federación empresaria, así como los presidentes de las 24 Fedecamaras estadales, quienes presentan sus informes en torno al comportamiento del aparato productivo en sus respectivas regiones, de manera de poder establecer las estrategias y alternativas, para resolver los problemas planteados.

“La economía este año se estima que tendrá una caída del 15% del Producto Interno Bruto, afirmando que en los últimos cuatro años la contracción acumulada de la economía está por encima del 56%, y el principal consenso que existe es que hay que se debe producir un cambio en lo político, económico y social, hay que resolver todo lo que tiene que ver con los desequilibrios de las variables macroeconómicas, hay que desentrabar la economía, eliminando todos los obstáculos burocráticos, se deben implementar programas sociales efectivos y eficientes, que realmente le lleguen a los sectores más necesitados, hay múltiples temas que hemos estado discutiendo y que tienen solución, pero que hasta el momento el Ejecutivo se ha mostrado ciego y sordo ante las sugerencias y recomendaciones hechas desde el sector empresarial”, aseguró Larrazábal.

Advierte que incluso se da el caso de que se formulan desde Miraflores convocatorias a los sectores productivos, se les exige que aumenten la producción, pero a estas reuniones no se invitan a los gremios empresariales organizados como Fedecámaras, Conindustria, Consecomercio, Fedeagro, por cuanto el criterio que existe a nivel del alto gobierno es que quienes conforman el sector privado, son sus enemigos, cuando es todo lo contrario, ya que es la empresa privada la que a pesar de las dificultades, sigue haciendo esfuerzos para continuar produciendo, mantener los puestos de trabajo  y no cerrar sus puertas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios