Las almas de los venezolanos se encuentran bajo la mirada amorosa de la Pastora #14Ene

Texto y fotos: Adriana Ciccaglione (Sevilla-España) |
Texto y fotos: Adriana Ciccaglione (España)

Los venezolanos en Sevilla dijeron sí como María. Sí a la invitación de una comunión, de una plegaria entre hermanos, de la devoción que traspasa fronteras y llega a su punto de origen.

La réplica de la Divina Pastora que se encuentra en el Convento de Capuchinos, hoy escucho las oraciones de sus hijos, quienes asistieron a la misa, para pedirle su intersección por Venezuela, pero también para celebrarla entre hermanos que se abrazan sin conocerse, pero sabiendo que el otro es sin duda alguna el más semejante a ti.

La misa la ofició el superior de la Orden de los Franciscanos Menores (OFM) Capuchinos, padre Eduardo Rodríguez Márquez. Y Elizabeth González en unión de los integrantes de la Hermandad de la Divina Pastora de Barquisimeto en Sevilla, ajustaron los detalles para rendirle un tributo a nuestra madre espiritual.

En la homilía el sacerdote recordó el sermón que Fray Isidoro de Sevilla ofreció y en el cual hacía referencia de que a Venezuela había llegado la imagen de la Pastora de las Almas en 1735, en la ciudad de Caracas concretamente.

“Es María la que viene al encuentro con nosotros, a nuestras vidas que es un camino, con sus baches, sus cuestas. Uno se cae, se tropieza y se levanta para poder continuar. Esto fue lo que quiso Fray Isidoro, la virgen más que una imagen tiene un quehacer en la iglesia, ella como madre nos ayuda a recuperarnos”, dijo Rodríguez.

“Dios nos ha llamado a cada uno, para una misión y un proyecto de vida. Uno es del día de mañana, lo que hace el día de hoy. Nuestra Pastora está en medio de nosotros para ayudarnos. Para buscar a Dios se debe hacer desde el Evangelio. Al caminar la Divina Pastora una vez más con nosotros, le pedimos que no se canse de acompañarnos”.

En la misa, se realizaron las peticiones, entregándole a Dios la vida de los venezolanos, tanto quienes se encuentran en el país, como los que han tenido que emigrar. Y en la ofrenda se presentó la bandera y en ella a Venezuela, como el símbolo que nos une e identifica.

Al finalizar, un pequeño recorrido con cánticos y el Himno de la Divina Pastora así como el Gloria al Bravo Pueblo.

La réplica, estará en la iglesia y el próximo sábado 19 de enero a las 7:00 de la noche, se realizará una misa, bajo la mirada pastoril de Nuestra Excelsa Madre.

Poema a la Pastora de Barquisimeto

Fray Eduardo Rodríguez Márquez es un enamorado de la advocación de la Divina Pastora, pero además escribe poemas y se los dedica a la virgen. En medio de la homilía, nos sorprendió con este hermoso texto de su autoría.

“Caminar junto a ti, María, sentir a tú lado el palpitar de tus labios reflejos de un corazón extasiado en Dios y en el hermano; brocal de agua pura que una y otra vez en la cisterna del evangelio descuelgas la cuerda que te une a Él; que te une a nosotros.
Caminar junto a ti; caminar, sí… caminar seguros.
Que la senda que recorres por muy tortuosa que parezca siempre encontraremos señales de un Dios –con-nosotros que se nos ha mostrado camino, asfalto de verdad y vida de un Hijo todopoderoso, Jesucristo, todo-menesteroso en Tú vientre, blanco, lino- liqui liqui- de mi tierra.
Y así: cercano, tangible, humano hace nuestra humana condición el sendero de Dios; esa vía por donde Tú transitas, ¡oh, mi buena Pastora!
Enséñanos, bendita Madre, a recorrer ese camino que Tú emprendes una y otra vez sin tregua alguna buscando ovejas perdidas, cansadas, agobiadas…
Y a ser como Tú: dulce, amable, solidario de todos los hombres y mujeres que pasan por este camino lleno de luz donde Tú me encontraste en Venezuela… el alma partida volaba en Sevilla”, Fray Eduardo Rodríguez Márquez, capuchino.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios