#OPINIÓN Reflexión en positivo: Nuestro capital: la nobleza y un buen comportamiento #28Mar

José Gerardo Mendoza | Foto: Archivo IMP |

Dicen que cuando hay tormenta aumenta la basura, y debemos darle credibilidad porque se parece tanto a la situación actual que no se ve nada limpio, ni cristalino; vivimos en una especie de nube oscura que no nos permite ver una realidad que nos sustenta las aspiraciones que todos deseamos, pasa el tiempo y cada día nos arropa mas el basurero como un largo castigo o pecado por pagar y sin fecha de vencimiento; largos años de malestar, de incertidumbre y nada merecido de un país que su principal capital ha sido la nobleza y comportamiento de buen ciudadano todos sus ciudadanos, y por tal no merecedora a este castigo, atropellos, calamidades sufridas en formas crueles y desalmadas por ejemplo ver niños comiendo de las basuras, pidiendo limosna, ancianos y no ancianos en las calles para el día siguiente cobrar una pensión que no les alcanza para comer dos días, ver gente hasta dos y mas horas haciendo colas para el nuevo modelo de transporte, al inhumano que llaman la ruta chivo, o peor que esto preguntamos seria que se perdió toda la sensibilidad y aun se preguntan inocentemente esa sera la misma forma de vida de los familiares de los causantes de estas dificultades; podrán dormir tranquilos o ya no sienten ni tienen vergüenza, ni arrepentimiento de haber convertido un país rico o son felices de convivir con la tormenta que cada día aumenta el basurero, ojala que tuviéramos tiempo y poner en practica aquello que cuando el pecador de hacer el mal ensaya la experiencia de hacer el bien y con el tiempo se convierte en santo; que dios diga amen aquí todos lo que deseamos es construcción y no destrucción.

A pesar de todas estas dificultades nuestro deber y obligación es apostar por la paz, por el bienestar de todos, queremos un país productivo, que se abastezca por si mismo, que no dependamos  de nadie, que se nos deje trabajar  y producir  para todos y que no se siga regalando lo que aquí tanto necesitamos y nos ocupemos de que este sea una patria grande, solvente,  buen pagador y cero deudas, que seamos primero en todo, buena relaciones  a nivel  mundial y no un entrometido, mal hablado, y busca pleito, eso jamas conduce a nada bueno y productivo, como nos podemos imaginar el sufrimiento que sentimos los venezolanos al saber y ver que el mundo nos ve con recelos y desprecio.

Verdad que da mucha tristeza ver los hogares con los cuartos vacíos, el comedor con sillas vacías y los padres y madres dando bendiciones al vacío, con una triste mirada al aire y una sonrisa a nadie y orando por volver a ver a sus hijos, volver a la bendición , al buenos días y buenas noches, mi hijo yo me siento muy triste no se ustedes pero es verdaderamente muy triste, no se ustedes pero es verdaderamente muy fuerte e oído y ustedes lo deben saber que nuestra población y estamos en veinticinco millones, esto nos agrava mas el dolor todo lo contrario deberíamos de ser muchos mas, esto es muy lamentable nada como su país, aparte que se comento que cuando la gente huye de su país es porque ha sido atropellado  por el gobierno sera este el caso nuestro, que lo certifiquen los analista, todos debemos desear una nación que hasta el pasado se convierta en futuro y así sera.

Como no va hacer preocupación general en un país que sufre de todas las calamidades y por culpa de las fallas de electricidad, apagones que perjudican a todos por igual sobre todo el sector agropecuario caso Fedenaga todos conocemos el esfuerzo que hace el sector ganadero para subsistir a trocha y mocha pero guapeando con mucha dignidad en el país y por el país siempre apostando en positivo y como recompensa por las fallas eléctricas tuvo una perdida de centenares de millones de $, esos son los premios que reciben ese noble sector por el pecado de producir alimentos.

Caso de Fedeagro que ha sido una potencia en producción de alimentos hoy paralizada por falta de todo, por no hacer un rosario de las fallas y en paro técnico de manos atadas y mentes cargadas de proyectos y una ferrea voluntad de continuar produciendo para el país, afortunada la mente  de todo el sector productivo y su voluntad esta por encima de todo este catalumbre y no desmayaran en seguir su labor como parte de las soluciones , la voluntad del venezolano productivo es invencible y los acompaña la fe y la esperanza, el amor por la patria los convierte en los músicos del Titanic ahogándose y sigue la música y una inflación galopante como un caballo desbocado esperando un mejor mañana y atento de que sus aspiraciones estén por encima de todos los inconvenientes.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la prosperidad de nuestro país…

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios