En la Defensoría: Caraqueños protestan contra represión de colectivos armados a manifestaciones por agua y luz #2Abr

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

A las puertas de la Defensoría del Pueblo, se apostaron vecinos  de diferentes parroquias del municipio Libertador, para denunciar la brutal represión que han sido víctimas, a manos de cuerpos de seguridad del Estado y principalmente de grupos paramilitares quienes con pistola y armas largas han disparado contra protestas en barrios de Caracas, las cuales expresan el colapso total de los servicios públicos.

Anunciaron que a pesar de los ataques seguirán las manifestaciones, conectado las condiciones inhumanas de vida con una rebelión popular contra la dictadura de Nicolás Maduro.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó como en los últimos días ha arreciado la represión por orden del Gobierno de facto de Maduro, atacando sin piedad a la comunidades que han salido a protestar clamando, agua, electricidad y la salida de la tiranía.

 “La primera fase de agresión es ejecutada por la PNB y GNB que sin mediar palabra lanzan decenas de lacrimógenas y perdigones de plomo contra los manifestantes, como ocurrió el pasado sábado en las parroquias La Candelaria, San Pedro y El Paraíso por solo mencionar algunas. Donde vecino fueron atacado llegando al nivel que una señora casi pierde el ojo con un perdigón”, dijo.

Rojas detalló que la segunda fase de la represión de la dictadura madurista, consta de un ataque brutal ejecutado por colectivos armados, los cuales llegan a las comunidades disparando a mansalva a los manifestantes, todo bajo la mirada permisiva de los cuerpos de seguridad del Estado.

“El domingo pudimos ver imágenes dantescas de como malandros con armas largas, le caían a tiros al pueblo que solo clamaba por agua y electricidad, dejando un saldo de una joven con un disparo en la pierna y un señor de la tercera edad a quien le cayeron a batazos y lo dejando malherido. Estos paramilitares están en nóminas de la Alcaldía de Libertador y son protegidos por Erika Farías y el mismo usurpador Maduro”.

El integrante de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria afirmó que la tercera fase, es aplicado por escuadrones de la muerte conocido como Faes y Conas, los cuales entran a los barrios caraqueños tal ha sido el caso de Cotiza, El Valle, Petare o El Junquito baleando las puertas de las viviendas, allanando y deteniendo a personas que protestan, llegando al nivel de realizan ajusticiamientos.

“Varios dirigentes comunitarios han sido puestos presos tal es el caso de Wilmer Toro, líder vecinal de La Pastora el cual fue secuestrado por el Faes el pasado domingo”, indicó.

Sentenció que a pesar de este escenario tan adverso, el pueblo de Caracas y especialmente en los barrios se está viviendo el nacimiento de una rebelión popular, teniendo un compromiso decidido de que las manifestaciones por servicios públicos lleguen hasta el final con el objetivo fundamental del derrocamiento de la dictadura de Maduro.

“Estamos claros que para que cese la oscuridad, regrese el agua y vivamos una vida digna debe cesar la usurpación. Para eso los sectores populares seres protagonista del cambio político”, aseguró.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios