#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Justicia #5Jun

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

“El primer requisito de la civilización es el de la Justica”.

Sigmund Freud

Sigmund Freud (06-05-1.856 / 23-09-1.939), médico neurólogo austríaco de origen judío, fue el padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.

Unos le consideran un gran científico en el campo de la medicina, quien descubrió gran parte del funcionamiento psíquico humano, y otros lo ven como un filósofo que replanteó la naturaleza humana y ayudó a derribar tabúes, pero  cuya teorías como ciencia fallan en un examen riguroso.

Tengo como postulado fundamental qué, la justicia es el camino de la paz…

Es el principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.

Por encima de todo debe primar la justicia y la igualdad de los derechos.

El origen de las leyes está en la necesidad que tuvieron los seres humanos de poner fin a la anarquía que imperaba en tiempos remotos. Ante esta situación enfrentada surgieron las primeras normas de fe, y de allí el origen del Derecho.

La correcta aplicación del Estamento Legal representa el final de la incertidumbre y del terror como estrategia, generados por la delincuencia, la corrupción o por el desabastecimiento de bienes y servicios, al desastre ocasionado por el intento de implementar políticas económicas y sociales fracasadas, en contra de ciudadanos curtidos por la libertad y amamantados por la democracia.

En su era republicana Venezuela ha sorteado los escollos que le ha impuesto las ansias de poder, el hambre a dinero fácil. Superó la Guerra de Independencia, de Federación, crueles dictaduras, montoneras de delincuentes y asesinos, a esclavistas incendiarios de caseríos, pueblos y sabanas que han engañado a incautos con el alarido de “Tierras y Hombres Libres”, y desde la tierra arrasada sus ciudadanos han sabido resurgir de entre las cenizas…

Charles Louis de Secondat, señor de la Bréde, mejor conocido como el Barón de Montesquieu (18-01-1.689 / 10-02-1.755), filósofo, ensayista y jurista francés cuya teoría de la separación de los poderes ha sido introducida en algunas constituciones de varios Estados, fue el autor de la obra “El Espíritu de las Leyes”, donde asegura que el sistema de separación de los poderes y monarquía constitucional, modelo político inglés, tomado a su vez por los germanos, es el mejor como garantía contra el despotismo.

Realiza el análisis del por qué los poderes ejecutivo, legislativo, y judicial no deben concentrarse en las mismas manos. Se trata de la teoría de los contra pesos, donde cada poder contrarresta y equilibra a los otros.

Su teoría no se limita a la separación de los poderes, sino que su pensamiento político es más amplio y profundo…

“Cada tipo de gobierno surge a causa de la naturaleza propia de su organización social, y se fortalece en virtud del cumplimiento de sus respectivos principios de gobierno.

Inicialmente se basa en dos aspectos que definen la naturaleza de cada gobierno:

  • ¿Quién detenta el poder?
  • ¿Cómo lo hace?

Todo estaría perdido, cuando el mismo hombre o el mismo cuerpo, ya sea de los nobles o del pueblo, ejerza esos tres poderes: el de hacer las leyes, el de ejecutar las resoluciones públicas, y el de juzgar los crímenes o las diferencias entre los particulares”.

Con equidad, verdad y probidad, del Barón de Montesquieu tomo su célebre frase:

“No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia”.

F: Wikipedia

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios