Fallas eléctricas han dañado equipos de refrigeración en supermercados #16Jul

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Las fallas del servicio eléctrico se ha convertido en el “Talón de Aquiles” de las principales cadenas de abastos y supermercados del país, según se desprende de las declaraciones del presidente de la Asociación Nacional de Supermercados y Afines, Carlos Carvalho, quien está participando en las deliberaciones de la LXXV Asamblea de Fedecámaras. 

Señaló que la operatividad de las cadenas de supermercados, tiene mucho que ver con el comportamiento de los demás sectores de la economía, como el sector primario con la producción de alimentos; el sector manufacturero que se encarga de la elaboración de insumos como empaques, tapas, frascos, latas, etiquetas, para la presentación de los productos, advirtiendo que en la medida en que estos dos sectores produzcan, en esa misma medida llegarán los productos a los anaqueles de los supermercados y otros centros de comercialización.

Señaló como ejemplo el número de reses que componía el rebaño nacional, en los años 2004 y 2005, no se compara con lo que existe en la actualidad y esto se refleja en un  menor número de animales que van a los mataderos y por consiguiente, menos carne para el consumo, afirmando que similar situación se presenta con los huevos, con la carne de pollo y de cerdo, advirtiendo que lo que se está buscando es que opere la ley del mercado que es la oferta y la demanda. 

Señaló que ha mejorado de manera significativa el abastecimiento en los abastos y supermercados; sin embargo, las ventas han caído debido al deterioro del poder adquisitivo de los venezolanos, aún se consiguen los productos  necesarios para garantizar la alimentación balanceada de los venezolanos.

Calificó a los empresarios de su sector como unos “gladiadores”, son unos “Espartanos” que viven inventando diariamente para poder mantenerse operando y apostando siempre a una Venezuela mejor, a pesar de las presiones de los proveedores, del Estado, de los sindicatos y lo que se busca es mantenerse a flote y no cerrar, afirmando que todos están apostando a que haya mejores cadenas y que puedan surtir las mesas de los consumidores. 

Fue categórico al señalar que uno de los problemas más agudos que han tenido que enfrentar, ha sido el de las fallas de electricidad que han afectado los sistemas de refrigeración y causaron grandes daños en los equipos, admitiendo que muchas veces han tenido que dejar de comprar verduras y hortalizas porque los equipos de refrigeración están colapsados, señalando que sin refrigeración no se pueden mantener los productos alimenticios. 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios