Desde hace once años ha venido empeorando el servicio eléctrico #29Ago

Texto: Nota de Prensa | Foto: Archivo IMP |

Las grandes fallas del servicio eléctrico comenzaron en 2008, pero los racionamientos se hicieron frecuentes el año siguiente al punto que en el 2010, Hugo Chávez mandó a buscar de Cuba al general Ramiro Valdés -comandante de la revolución- para, en su condición de ministro de tecnología de la isla, resolviera la crisis energética.  Ya el año anterior había estado el susodicho de visita en Caracas.

Ramiro Valdés, hoy de 87 años y con casa en la isla La Orchila, originó una polémica en el país porque ya los ingenieros eléctricos habían planteado al règimen la situación crítica por la cual atravesaba todo el sistema elèctrico nacional.

El vicepresidente del consejo de Estado y del consejo de ministros de Cuba, encabezó en ese entonces una comisión técnica para estudiar el problema y cuando supuestamente lo hizo recomendó la adquisición de plantas termoeléctricas, que sería la solución. Curiosamente, Valdés vino nuevamente cuando ocurrió el primer “megaapagón”. de marzo, llamado por Nicolás Maduro

y las termoeléctricas no habían servido de ayuda para la emergencia que se habìa presentado.

Las termoeléctricas

La fuente informativa del Colegio de Ingenieros de Venezuela, que aportó datos para esta información, indicó que las plantas termoeléctricas, ya usadas o de segunda mano,  se trajeron de China, Singapur, Taiwán y Afganistán. Fueron 300 con capacidad de 20 y 50 megavatios,

El uso de termoeléctricas es muy costoso. Una planta requiere de 53 mil litros de gasoil para generar un megavatio. Si cada litro cuesta diez bolívares, significa que se necesitan 530 mil bolívares por megavatio.

Las hidroeléctricas

Después de la represa Las tres gargantas, de  Yantseg (China), y la de Itaipú (Brasil y Paraguay),  Guri es la tercera hidroeléctrica más importante del mundo. O era. Su capacidad de generación es de 10,500  megavatios, pero en los momentos sólo produce 3.800 megavatios. El volumen de agua que almacena es de 5 mil millones de litros de agua, pero cada turbina necesita apenas 2000 litros por segundo para funcionar.

Caruachi, que tiene capacidad para  2.200 megavatios, está generando menos de la mitad, apenas 1.000.

Y las represas Macagua I, II y III, que deben producir 4.300,  apenas generan 1000.

Hay otra hidroeléctrica, la Antonio José Páez,  en el alto Barinas, que no está trabajando. Fue concebida para 3000 megavatios.

Las termoeléctricas y las hidroeléctricas en total producen en estos momentos 9.600 megavatios. Se necesitan 12.000. Es por ese motivo que la falta ha ocasionado los racionamientos en   el interior del país, para que el Distrito Capital tenga el suministro completo, que son 268 megavatios. El mayor consumo es el del Zulia con 272 megavatios, pero es el estado que ha tenido las mayores fallas.

Advertencias

Desde el 2003, el Colegio de Ingenieros de Venezuela ha venido presentando informes al Ejecutivo Nacional advirtiendo, desde entonces, toda la situación del sistema eléctrico.

En el 2008, Chávez unificó todas las empresas eléctricas (privadas y las que tenía Cadafe) en el monopolio que se constituyó con la empresa nacional Corpoelec.

Es de recordar que en el 2002 fueron aumentadas las tarifas eléctricas. Desde entonces no ha variado el monto del servicio. Sin embargo, desde hace un año, cuando entró en vigencia el nuevo cono monetario, no se cobra a ningún suscriptor porque no ha sido posible adaptarlo al sistema administrativo.

Los racionamientos se han venido incrementando en todo el país y el número de horas de suspensión del fluido elèctrico oscila entre cuatro y seis horas.

De modo, pues, que según los técnicos no disminuirán los “apagones” porque no será posible por la situación económica reparar los equipos y reponer piezas porque el Estado no cuenta con dinero para cubrir esas necesidades.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios