Nelson Villacinda: ¿Para qué quitarle el nombre a la parroquia Juan de Villegas? #5Oct

Texto: Pacífico Sánchez | Foto: Archivo IMP |

Al plantear la alcaldía de Iribarren una consulta popular para cambiar el nombre del epónimo de la parroquia Juan de Villegas, ha debido incluir el nombre del conquistador considerado fundador de Barquisimeto.

Así lo expone el ex concejal, profesor e historiador  Nelson Villacinda, consultado por Elimpulso.com en relación con esa decisión tomada para ser efectuada el próximo 12 de octubre.

Si en la consulta se incluye el nombre de Juan de Villegas, éste puede ser rechazado o ratificado por la propia comunidad.

En Vargas se le cambió el nombre al estado sin consulta alguna, ya que tal determinación fue del propio Consejo Legislativo.

En lo que respecta a la parroquia más grande de Iribarren se han puesto en el tapete tres nombres: Ana Soto, Ataroa y José Félix Ribas.

¿Cuál Ataroa?

Villacinda no más ver el nombre de Ataroa, inmediatamente se preguntó: ¿A cuál Ataroa se refiere la alcaldía?

Porque, explica nuestro entrevistado, Ataroa fue el nombre de varios indígenas de la época de los conquistadores y precisamente a los días inmediatos a la fundación de Barquisimeto, en mayo de 1552, como lo evidencian las investigaciones.

El 14 de septiembre no fue fundada la ciudad, sino que ese día hubo una reunión de la cámara municipal en Buría, donde estuvieron presentes, como tenían que hacerlo, los regidores, equivalentes a los ediles o concejales.

Presidió la sesión Juan de Villegas, alcalde mayor de Barquisimeto, capitán general y gobernador de la provincia de Venezuela, presidía el capitán Juan de Villegas, era el alcalde mayor de Barquisimeto y gobernador de la provincia de Venezuela. El objetivo era el reparto de indígenas, tierras y solares.

A Diego de  Lozada, cofundador de Barquisimeto y en ese entonces, regidor, se le otorgaron   dos encomiendas: Ataroa, jefe de la tribu de Buría, considerado como cacique principal, y seguidores denominados naturales. Y a otro jefe, también de nombre Ataroa, cuya jurisdicción estaba comprendida entre los ríos Claro y Barquisimeto (Turbio), cercano a lo que es hoy se conoce como Titicare, Macuto y la confluencia de los ríos antes mencionados por sectores de El Manzano. 

A Cristóbal Antillano, otro regidor, le entregaron a otro indio, igualmente de nombre Ataroa, quien era salinero, es decir, indígena  que sacaba sal. Al parecer pertenecía a los Nogaras, una subdivisión de los caquetíos.

Por este nombre hay una debilidad muy grande, dice el profesor e historiador Villacinda..¿A cuál de los Ataroa se va a honrar?

El epónimo, según Mario Briceño Iragorry, debe defender la historia, reforzar y difundir la nacionalidad. Y ninguno de los Ataroa guarda ese perfil.

¿De dónde salió Ana Soto?

Ana Soto, según la documentación que hizo el recordado cronista de Barquisimeto,  Ramón Querales, fue una indígena que dirigió un grupo de rebeldía, de resistencia a los españoles, junto a su esposo Pedro Monje. No tenía jurisdicción del oeste, sino de los gayones o coyones, en lo que es hoy Bobare, la sierra de Bobare  y la sierra de Matatere, Lo que sí llama la atención es que se le sitúa su actuación entre 1618 y 1668. Resulta increíble tanto tiempo de hegemonía territorial.

El impacto de Ribas

En cuanto a José Félix Ribas, Villacinda manifiesta que éste sí tiene una vinculación histórica con el oeste de Barquisimeto. Nada más y nada menos que en la Campaña Admirable de 1813.

“El historiador militar Fidel Betancourt, oriundo de Barinas, sostiene que si no hubiese ganado la batalla de Los Horcones, no se habría contribuido a lograr la independencia. Porque ese combate concentró y dispersó las tropas realistas de Oberto, Cañas y González, de Coro, Carora y sobre todo de Araure y Acarigua.

“De esa forma fue posible que descuidaran a Bolívar, quien venía por Guanare y puso atravesar Acarigua y Araure para llegar a los Taguanes y de ahí avanzar a Caracas, donde entró triunfante”.

No es casual el impacto que ha tenido Ribas en la población. Alrededor de Los Horcones están los barrios La Batalla. Simón Bolívar, 24 de Julio, Jacinto Lara.

Y es interesante destacar que en el viejo camino a El Tocuyo, antes de llegar a lo que hoy se denomina La Carucieña, en la ribera sur, se haya consolidado una comunidad numerosa que lleva el nombre de José Félix Ribas.

Se dice que Ribas llegó a la iglesia La Paz, que estaba ubicada en el barrio pardo de Barquisimeto.

¿Para qué?

Villacinda considera que cambiarle el nombre a la parroquia, sería una cosa igual, que alguien se cambie de camisa. Nada cambia significativamente.

Confiesa ser defensor de que se haga el estudio de municipalización, incluyendo Buena Vista y Aguedo Felipe Alvarado.

Tal propuesta no  nueva. Desde 1995 está latente cuando fue  presentado el “proyecto municipal José Félix Ribas”.

Es preciso, naturalmente, hacer una consulta de acuerdo con la dinámica y la factibilidad. 

Juan de Villegas tiene 250 mil electores. Considerando su población flotante llegaría a 600 mil personas. Después de Palavecino es el lugar de Lara que tiene mayor población de emigración, especialmente hacia Colombia y Perú. Pero, si no ha sido atendida como parroquia, ¿para qué cambiarle el nombre? 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios