Con el Alerta naranja le pueden estar contando el armamento al régimen #8Oct

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

Los ejercicios militares que está realizando el régimen de Nicolás Maduro en la frontera con Colombia, denominados Alerta naranja, fase dos, se pueden interpretarse como una provocación, pero también le pueden estar contando el armamento al régimen, dice el Dr. Julio Portillo, especialista en materia internacional y con trayectoria diplomática.

En los desfiles militares, la exhibición de armamentos va encaminado a demostrar el poderío que tiene un país, no sólo para enorgullecerse ante su población, sino para hacerle llegar un mensaje a sus vecinos sobre su disposición de defender su soberanía..

Con esos ejercicios que ha venido efectuando el régimen pudiera estarle mandando un mensaje a Colombia de estar dispuesto a utilizar sus armas y hombres, pero se olvida que hoy día la guerra no es terrestre, sino que fundamentalmente es área.

Cuando hubo la guerra del Golfo, no entraron tropas, sino primero fueron enviados los aviones, para efectuar las acciones destructivas sustanciales y después, las terrestres con el fin de garantizar la victoria.

Mal hace Venezuela estar exhibiendo poderío  terrestre, porque los vecinos le pueden contar el armamento que tiene.

A mi juicio, manifiesta el Dr. Portillo, se debiera corregir las fallas internas en materia de alimentación, salud e infraestructura, y sobre todo de la economía antes que estar en provocaciones, que lo pueden dejar mal parado.

En relación con las declaraciones de Maduro en torno a grupos armados en la frontera, tendría que aclarar si esos ejercicios van dirigidos como un metamensaje a las fuerzas armadas de Colombia o a los grupos irregulares (FARC, ELN,  y paramilitares), sobre los cuales hay denuncias de que desde hace tiempo están en territorio venezolano.

Y tomando en consideración que Colombia no solamente tiene como aliado a los Estados Unidos, sino que también está vinculada a la OTAN, la Organización del Tratado del Atlántico, evidentemente Maduro está jugando con fuego. sobre todo hay que destacar que en uno de los últimos discursos dijo que la Unión Europea estaba en el fango.

El Dr. Portillo que a Maduro le falta caritas gentium (en latín, cortesía internacional), que. que no es solamente referido  a documentos, sino actitudes y modos de actuar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios