#OPINIÓN Democracia para rescatar PDVSA #22Feb

Stalin González | Ilustración: Victoria Peña |

El chavismo ha demostrado durante todos estos años ser el mayor mal que le ha tocado sufrir a nuestro país. Por la fuerza se apoderaron de todas las instituciones del Estado y poco a poco impusieron un modelo corrupto que llevó a la quiebra a Venezuela. Solo su mala gerencia ocasionó el despilfarró de nuestras reservas internacionales que pasaron de más de 43 mil millones de dólares a menos de 7 mil millones y aumentó la deuda externa 5 veces. Por su culpa padecemos hiperinflación y el sueldo no alcanza para cubrir las necesidades básicas.

Lamentablemente, la industria petrolera nacional también se ha visto muy afectada por los 21 años de chavismo. El régimen despidió a los trabajadores de PDVSA que pensaban distinto a sus ideas autoritarias, se robó el dinero que entraba por las exportaciones petroleras, nunca se preocupó por invertir en maquinaria nueva ni conservar la actual y ahora someten a sus trabajadores a salarios de miseria, por lo que miles han migrado buscando mejor calidad de vida. Hoy nuestra producción petrolera está por debajo del millón de barriles diarios, el menor número en décadas, aún menor a lo que producíamos en 1975 con la nacionalización de PDVSA.

Todos los años prometen cambios y restructuraciones para aumentar la producción de PDVSA y hacer de Venezuela una potencia petrolera, pero siempre es lo mismo. Sus discursos están llenos de mentiras para tratar de engañar a los venezolanos. No les interesa reconstruir PDVSA ni sacar adelante al país. Prefieren seguir enriqueciéndose a costa del sufrimiento de millones de venezolanos.

Si queremos rescatar PDVSA del desastre que causaron es necesario un cambio político positivo, donde exista planificación gerencial, preocupación real por el desarrollo y transparencia en las finanzas. Así se puede garantizar supervisión real por parte de las instituciones públicas y que los funcionarios públicos a cargo de la industria petrolera trabajen realmente en pro de Venezuela y no de sus intereses personales.

Eso solo es posible bajo un sistema democrático verdadero, donde los venezolanos podamos escoger nuestro futuro. Pero para celebrar nuevamente elecciones en Venezuela, debemos rescatar las instituciones públicas, de modo que sean independientes, respeten el Estado de Derecho y el juego democrático. Solo así dichas elecciones contaran con la legitimidad nacional e internacional necesaria para generar consenso entre nosotros.

Por eso en la AN seguimos luchando para regresar la democracia al país y así dar fin a la tragedia que atraviesa Venezuela.  El cambio y transición que requiere nuestro país pasa por ejercer el derecho al voto libre, sin miedo a la censura ni ser perseguido por quienes secuestran el poder. Nuestro trabajo y compromiso es con el país y devolverles a los venezolanos la libertad para elegir.

Stalin González

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios