#EnFotos Radiografía de la cuarentena: Hambre, miedo y cansancio se percibe en Barquisimeto #27Abr

-

- Publicidad -

La angustia se mudó a las calles de Barquisimeto. Quienes transitaron por la ciudad durante el fin de semana, antes de cumplirse el decreto de no circulación, manifestaron con ansiedad que esperan el coronavirus desaparezca para dar fin a la cuarentena.

La gran mayoría de los barquisimetanos llevan en sus manos un par de galletas, una bolsa con pan, y una botellita de agua. En la calle el presupuesto no da para muchos placeres. Todos están conscientes de que necesitan poner algo en la mesa de su hogar.

Al llegar al centro de la ciudad, se observan dos realidades. En la carrera 21, colapsan los negocios por las personas haciendo colas para comprar algún producto alimenticio, mientras que en la avenida 20, debido a la soledad, los ciudadanos andan en bicicletas y en motocicletas compitiendo con las pocas unidades de Transbarca que pasan cada cuatro horas.

En las aglomeraciones frente a los establecimientos, todas las personas andan con su tapabocas, pero nadie respeta el distanciamiento social. “Los venezolanos somos muy pegajosos”, justifica entre risas una coqueta dama.

Las conversaciones se centran en la crisis que atraviesa el país. “Cuando no es una cosa, es otra”, reflexiona un hombre vestido con ropa descolorida y zapatos desgastados. Algunos se enorgullecen en decir que son chavistas y votaron en su momento por Nicolás Maduro. Otros apoyan a Juan Guaidó, pero lo cuestionan por no cumplir hasta ahora lo que prometió.

El calor, la tristeza y la obstinación, delatan a los encargados de los establecimientos. Algunos gritan, como mecanismo de entendimiento, para poder controlar el desorden y la viveza criolla que se presenta en las largas filas. Con mal humor, rocían en las manos de las personas antibacterial, algunos solo usan alcohol y los de menor músculo financiero, vinagre.

Los productos alimenticios están calculados al precio del dólar paralelo. Nadie cree en la fuerza del bolívar. Algunos establecimientos compiten en el valor de sus productos, aunque la diferencia es de 50 a 100 mil bolívares. Donde hay más gente, el producto es más barato.

Los barquisimetanos siguen a la espera del aumento del salario mínimo que, desafortunadamente, se desvanece a tan solo horas después de su publicación.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

- Publicidad -

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

El Sol produjo el martes su llamarada más grande en casi dos décadas #15May

El Sol produjo el martes su llamarada más grande en casi dos décadas, la eyección de plasma coronal más alta de este ciclo solar, ha revelado la NASA.
- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -