El 1° de mayo de 1844 nació el Cantón Cabudare

Luis Alberto Perozo Pádua - [email protected] | Foto: Cortesía |

El 1º de mayo de 1844, fue erigido el Cantón Cabudare, por disposición de la Ley sobre Organización y Régimen Político de Provincias de 1821.Pero antes, el 13 demarzo del mismo año el presidente Carlos Soublette, firmó el ejecútese al decreto que el Poder Legislativo Nacional había dispuesto cinco días previos.

Posteriormente la Diputación Provincial de Barquisimeto, actual Consejo Legislativo estadal,verificó esta disposición oficial e instaló el cantón cabudareño en la fecha indicada.

Desde entonces la localidad adquirió la autonomía administrativa tan anhelada. En dos palabras el acto representó la autonomía administrativa de Cabudare. En términos políticos,el cantón equivalía a lo que sería con el transcurrir del tiempo, los departamentos,más tarde distritos y luego municipios autónomos.Las parroquias se convirtieron en municipio y con el devenir regresaron a denominarse parroquias con sus respectivas autoridades.

Los nuevos cabildantes

Como dato histórico, el 7 de abril de 1844, el periódico El Imprudente, en su segunda página,da cuenta que, en el recién constituido Cantón Cabudare, se habían escogido cuatro concejales, un síndico procurador y un jefe político, este último representaba la autoridad del gobernador de la Provincia en la localidad.

El nuevo cuerpo edilicio cabudareño fue constituido por un grupo de vecinos preocupados por el quehacer social, entre ellos: José Parra, Policarpo Rivero, Rafael Palacios, Santiago Orejuela. Como síndico procurador fue nombrado: Francisco Méndez; y como jefe político, José Francisco Tovar.

Tenían bienes de fortuna

Revelan documentos del Archivo Histórico Municipal de Palavecino, que entre los gobernantes del cantón tenían propiedades el síndico procurador, Francisco Méndez, quien poseía dos casas, una hacienda de caña de azúcar en el Valle del Turbio, derecho de posesión y un esclavo. También tenía propiedades en Bobare.

El jefe político, Francisco Tovar, tenía bienes registrados desde 1846 hasta 1876. Disponía entre su fortuna declarada una hacienda de caña de azúcar en Bureche, un derecho de posesión en Santa Rosa, una casa de habitación en el mismo poblado, un derecho de posesión de tierra en La Montaña, otro en la parroquia Sarare, y una unidad de producción en la parroquia Cabudare.

Rafael Palacios concejal del cantón fue el que más ostentaba bienes de fortuna, con una unidad de tierras cultivable (zona rural de Palavecino) 9 casas, 2 esclavas, una hacienda en el sitio de Tarabana, una posesión en El Mayal y un solar en el casco urbano de Cabudare, según documentos fechados entre 1843 y 1872.

José Parra, según documentos de 1844-1851, poseía una esclava, una casa, una hacienda de caña de azúcar y tierras cultivables de otros rubros. Asimismo, Santiago Orejuela,aparece como propietario de una casa de habitación en Cabudare en 1852. 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios