#OPINIÓN Gasolina para no más de 45 días #1Jun

Oscar Torrealba | Ilustración: Victoria Peña |

Fortune, Forest, Petunia, Faxon y Clavel son los nombres de las embarcaciones iraníes que están trayendo un cargamento de gasolina que se calcula en 1.530.000 barriles. Esta cifra en términos nominales pareciera ser mucho, sobre todo desde el punto de vista de nosotros los ciudadanos, cuya experiencia en el manejo de datos sobre gasolina se limita a la capacidad máxima del tanque de nuestros vehículos.

El manejo comunicacional de este cargamento ha sido tal, que los nombres de las embarcaciones son noticia, y la llegada de cada nave viene acompañada de un recibimiento dramático con aires de salvación, como si nuestro gran problema estructural estuviese siendo realmente solucionado. Veamos algunas cifras:

De acuerdo con Pdvsa, nuestro sistema de refinación se compone por 6 refinerías que en conjunto tienen una capacidad instalada para procesar 1.303.000 barriles de petróleo al día. El 52% de nuestra capacidad de refinación (677.560 barriles diarios) estaba orientado a la elaboración de derivados para abastecer nuestro consumo interno. El resto, es decir, el 48% restante (625.440 barriles diarios) estaba destinado a la exportación.

La demanda de gasolina hasta hace 5 años oscilaba entre los 200 y 300 mil barriles diarios. Esta demanda fue disminuyendo a medida que nuestro PIB fue en descenso y a medida que aumentó la diáspora venezolana. Según Fenegas, la demanda para finales de 2019 se ubicó en 100 mil barriles diarios, y de acuerdo con otras fuentes, antes del confinamiento alcanzaba los 80 mil barriles diarios. En medio de la crisis pandémica se estima una demanda que de acuerdo con múltiples fuentes está entre los 40 y 50 mil barriles por día.

¿Por qué hay escasez de gasolina? Nuestra industria refinaba 677.560 barriles de petróleo para abastecer solamente el mercado interno. Por cada barril refinándose obtienen 74 litros de gasolina. Esto nos da una cifra de 318.190 barriles de gasolina que eran suficientes para satisfacer los niveles de demanda. El problema está en el abrupto deterioro de nuestro sistema de refinación, pues actualmente tenemos una capacidad para procesar tan solo 35 mil barriles de petróleo diarios, lo que significa una producción de gasolina que monta los 16.000 barriles.

Si la demanda interna es de 50.000 barriles de gasolina, y solo contamos con la capacidad para producir 16.000 barriles, entonces tenemos un déficit que ronda los 34.000 barriles diarios. Dicho esto conviene preguntar ¿es mucho o poco el cargamento que proviene de Irán? Si dividimos los 1.53 millones de barriles entre nuestro déficit (o demanda insatisfecha), tenemos como resultado un abastecimiento cuya duración no supera los 45 días, esto suponiendo que la demanda de gasolina seguirá en niveles tan bajos, producto del confinamiento y de la destrucción del aparato productivo nacional.

Se necesitan mucho más de 5 embarcaciones iraníes para solucionar el grave problema de combustible en nuestro país.

Oscar Torrealba

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios