Protestas en Bielorrusia no cesan a pesar de detenciones y represión

AP | Foto: AP |

Las autoridades bielorrusas detuvieron el miércoles a uno de los últimos miembros destacados de un consejo opositor que seguía libre, actuando metódicamente para poner fin a un mes de protestas contra el autoritario presidente Alexander Lukashenko.

El abogado Maxim Znak, miembro del Consejo de Coordinación creado por la oposición para facilitar el diálogo con el líder del país desde hace 26 años sobre una transición de poder, fue sacado de la oficina de la institución por gente no identificada con pasamontañas, dijo su socio Gleb German.

Znak solo tuvo tiempo de enviar un mensaje de texto con la palabra “máscaras” antes de que le quitasen el celular, señaló German.

Un grupo de personas no identificada trataron de entrar también a la vivienda de la escritora Svetlana Alexievich, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2015, y que ahora es el único miembro de la presidencia ejecutiva del Consejo que está libre en Bielorrusia.

El mes pasado, Alexievich fue interrogada por investigadores bielorrusos, que han abierto una investigación criminal contra los miembros del Consejo acusándolos de socavar la seguridad nacional pidiendo una tranferencia de poder. Varios de sus miembros fueron detenidos y otros fueron expulsados del país.

Alexievich rechazó las acusaciones oficiales en un comunicado el miércoles alegando que el Consejo busca solventar la crisis provocada por la reelección de Lukashenko para un sexto mandato ofreciéndose a fomentar el diálogo entre autoridades y manifestantes. Los críticos del presidente dicen que las elecciones del 9 de agosto estuvieron amañadas.

“No estábamos preparando un golpe de Estado, estábamos tratando de evitar una división en nuestro país”, apuntó Alexievich.

La detención de activistas de la oposición no terminará con las protestas, afirmó.

“Nos han robado nuestro país y están tratando de secuestrar a los mejores”, dijo la escritora. “Pero cientos de otros vendrán para sustituir a aquellos que han sido retirados de nuestras filas. No fue el Consejo de Coordinación el que se rebeló, fue el país entero el que se levantó”.

Hablando con reporteros desde su departamento, señaló que no tiene previsto abandonar el país a pesar de la presión oficial.

“Esto es terrorismo contra nuestra propia gente”, declaro.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios