¡Salve aurora jubilosa! Virgen de Coromoto, bendice y sana a tu país #11Sep

José Escalona | Foto: Archivo IMP |

Tener intimidad contigo nos recuerda lo frágiles que a veces somos ante las adversidades, pero también nos reinicia el alma. Hoy, Virgen de Coromoto, patrona de todos los venezolanos, te pedimos por la salud y bienestar de cada ciudadano de este país. 

Tú, madre de Jesús y madre nuestra, que con esmero y constancia, cuidabas de tu hijo, mira el corazón de cada madre venezolana e infúndele confianza, para que también ella, como tú, pueda acudir a la oración y entregar su vida a nuestro padre celestial.

María, Virgen Madre del Redentor, que contigo alabamos y glorificamos al Padre, te pedimos escuchar nuestra ferviente súplica por todos los que sufren de este terrible virus. Que las personas contagiadas reciban el tratamiento adecuado y sientan la comodidad de tu presencia curativa. Dale consuelo a quienes lloran la pérdida de un ser querido. No dejes que su fe desvanezca. Aliméntelos con tu presencia.

Te suplicamos que, así como en el año 1652 guiaste al Cacique Coromoto hacia la gracia bautismal, cautives ahora el corazón de los venezolanos y los conduzcas a la renovación de la fe. Quítanos los temores y cúranos del orgullo, que nos hace ser indiferentes ante todas esas enfermedades que avanzan sin control.

Acompaña a los médicos, enfermeras y todo el personal sanitario del país que lucha por ayudar a los pacientes contagiados, corriendo riesgos en el proceso; permíteles sentir tu protección y tranquilidad. 

Ponemos en tus manos a tantos jóvenes venezolanos que se sienten caídos, desanimados y desesperanzados, que han tenido que sufrir la crueldad de la migración hacia tierras desconocidas. Sé tú su auxilio y maternal refugio en los momentos más difíciles.

Este 11 de septiembre acudimos a ti desde lo más profundo de nuestros corazones. Apiádate de nosotros y míranos con misericordia. 

Virgen de Coromoto, sana y bendice a Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios