Especialistas abogan por un “consenso político” para la recuperación económica de Venezuela #1Oct

Enrique Suárez | Foto: Archivo |

¿Cómo reactivar la economía venezolana una vez finalice la pandemia?, fue la interrogante que abordaron los representantes de los sectores empresariales y productivos del país, así como economistas, durante un foro organizado por el diario TalCual, efectuado en horas de la tarde del miércoles 30 de septiembre.

Ricardo Cussano, presidente de Fedecámaras, manifestó que “imaginarnos una Venezuela post-pandemia es verdaderamente una película de terror. Importantísimo es ver cómo podemos construir soluciones para la gente”.

En este sentido, dijo que el país enfrenta la crisis del coronavirus pero también la de la “insensatez política”.

“Si no hay acuerdo político que rescate el poder de compra de la ciudadanía para poder recuperar algunas condiciones de carácter estructural como puede ser la electricidad, la gasolina, que es lamentable tener que pensar en la importación de gasolina como consecuencia de 20 años de mal manejo y decidía que nos llevó a esta realidad”.

Explicó que Venezuela antes de la COVID-19 “tenía 25 trimestres en un proceso de contracción, que tuvo algunos repuntes en el año 2019 gracias a las remesas, pero no acompañado de políticas públicas que permitieran profundizar en términos positivos para la economía”.

“Pensar en la Venezuela post-pandemia no solo es un desafío sino también una necesidad”

El economista Luis Oliveros, coincide con el representante de Fedecámaras en la urgencia de buscar “consensos políticos”, en donde estén involucrados diversos sectores de la sociedad.

“Venezuela no se puede parar, el principal punto es tratar de buscar consensos políticos y de varios sectores de la sociedad, significa tratar de mejorar la economía en base de lo que estamos viviendo. Las condiciones económicas actuales de Venezuela no solo son complejas sino que tienen particularidades, si bien es cierto el mundo hoy está sufriendo los efectos de la pandemia, la situación acá es muy diferente”, comenta.

Señala que la caída de la producción en la industria petrolera, la crisis política y la pandemia han afectado la economía del país, pero destaca los nuevos emprendimientos que han surgido como los servicios de delivery, “hay un gran número de emprendedores que están enfrentando la crisis y que pueden generar cosas interesantes”.

“En Venezuela no tiene mucho sentido hablar de recuperación post-pandemia”

Asdrúbal Oliveros, economista, puntualizó que en Venezuela “no tiene mucho sentido hablar de recuperación post-pandemia”, pues señala que la crisis no se generó a partir de esta emergencia sanitaria.

“Al final la pandemia a Venezuela la toma en un largo período de contracción que venimos arrastrando desde el año 2014, la pandemia es un obstáculo que se suma a un conjunto de dificultades. Si mañana el mundo entra en un periodo de normalidad, Venezuela va a continuar en una situación de crisis porque esto no lo generó la pandemia. Los problemas estructurales que arrastra la economía venezolana trasciende la COVID-19”, opinó Oliveros.

“Tal vez lo que está provocando el coronavirus es que nos está dejando en condiciones más precarias, con un impacto muy fuerte en término de consumo con la caída del factor remesa tiene un efecto muy fuerte”, acotó.

Por otra parte, destaca la “incapacidad” que tiene el Estado venezolano para afrontar la crisis de la COVID-19. “Debemos entender que si no hay solución política que permita una transición medianamente ordenada, esta economía no va a poder entrar en una senda de reconstrucción”, concluyó.

“El sector pecuario está tratando de sobrevivir en la peor adversidad y calamidad”

Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) también participó en el foro, y afirmó que el sector pecuario “básicamente está tratando de subsistir y sobrevivir en la peor adversidad y calamidad”.

“Hoy por hoy no tenemos capacidad de movilizarnos por la falta de combustible, y creemos que es casi inviable poder aceptar y tener la capacidad de ver lo que haremos después del COVID-19. Tratamos de sobrevivir un día a la vez. Estamos haciendo los más grandes esfuerzos, y creo que lo más importante es que tenemos la capacidad de poderlo hacer”, aseguró.

“Tenemos más de 34 millones de hectáreas para producir alimentos, solamente 8 millones de hectáreas se han puesto productivas. Para producir necesitamos energía eléctrica, combustible e insumos como semillas y fertilizantes. No tenemos la capacidad financiera y vemos cómo el aparato financiero prácticamente no existe”, sentenció.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios