“La prioridad es comer y seguir caminando”, el testimonio de un venezolano que huye del régimen de Maduro #27Oct

José Escalona | Foto: Cortesía |

Sin importar las medidas de protección para prevenir la COVID-19, al menos 150 venezolanos huyen del país en medio de la pandemia. Rumbo a la frontera en el estado Táchira, hoy estos ciudadanos pernoctan a escasos metros de la alcabala La Camaruca de la troncal 5, ubicada en el estado Barinas.

Los caminantes solo cuentan con agua, comen lo que fundaciones o vecinos les han regalado. Algunos llevan tres días de camino, otros han corrido con la suerte de recibir una “cola”.

Las medidas de sanidad para prevenir el contagio del coronavirus son casi nulas. Debido al cansancio y a la falta de aire, algunos usan el tapabocas, mientras que otros ni siquiera cuentan con gel antibacterial para desinfectar sus manos.  

La prioridad no es cuidarse, es ver que se puede comer y seguir caminando en manada”, aseveró uno de los venezolanos que huye de la hiperinflación, la crisis económica y el deterioro de los servicios públicos promovidos por el régimen de Nicolás Maduro. 

 Muchos de ellos, en ocasiones anteriores habían tomado como opción salir del país, aunque retornaron a Venezuela deseando una nueva esperanza, pero hoy decidieron nuevamente buscar en tierras lejanas una mejor calidad de vida y unirse a los más de 5.1 millones de compatriotas que abandonaron  sus hogares, según cifra de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los días pasan y no saben cuándo llegarán a su destino. El estado es precario, su caras denotan mucho cansancio, mala alimentación y el riesgo que corren en su transitar es alto. Todos desean llegar pronto, aunque les cueste la vida.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios