¡La Iglesia no está dormida! Arquidiócesis de Barquisimeto realizó asamblea: “Jóvenes, profetas de esperanza” #11Nov

José Enrique Arévalo | Foto: Archivo IMP |

A pesar de las restricciones para realizar actividades eclesiásticas por la pandemia de la COVID-19, la Iglesia Católica no está dormida. Al contrario, durante este periodo han aprovechado para innovar formas y herramientas de actividad, netamente cristianas.

Este es el caso de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Barquisimeto, quien realizó el fin de semana anterior, desde el 6 al 8 de noviembre, su VII Asamblea Arquidiocesana de Pastoral Juvenil, la cual tuvo como objetivo motivar y afianzar la activación de los programas nacionales de Pastoral Juvenil de Venezuela en las diferentes instancias arquidiocesanas; todo esto, bajo el lema: “Jóvenes, profetas de esperanza”.

Anteriormente, todo este tipo de actividades se llevaban a cabo de forma presencial. Pero ahora, la metodología fue totalmente virtual, y mediante las distintas plataformas digitales, se pudo realizar la asamblea.

Es importante destacar que, a pesar de apostar por estos medios digitales, los jóvenes de as 12 zonas pastorales que conforman la arquidiócesis de Barquisimeto se sumaron a la iniciativa y participaron a la asamblea.

¿Cómo? Mediante estrategias de formación con videos, presentaciones y audios, a través de Telegram y YouTube.

Como lo dice el lema, esta actividad apunta hacia los jóvenes, apostando en la esperanza que estos son capaces de impartir en una determinada población. Por ende, con la asamblea, los participantes tuvieron la oportunidad de formarse en los distintos servicios que propone la Pastoral Juvenil de Venezuela, así como también, poder motivarse y acrecentar la fe y la espiritualidad-

Cabe destacar que la asamblea contó con la iluminación bíblica: “¿A quién vamos a acudir? Solo tú tienes Palabras de vida eterna” según San Juan 6, 60-69, la presentación de los diferentes programas, objetivos y funciones se vivió centrado en las realidades pastorales de cada instancia y el cómo ser esperanza para el futuro. Para esto, se contó con la participación de delegados nacionales y arquidiocesanos que fueron guías dentro de cada dinámica formativa.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios