#OPINIÓN Las festividades que Venezuela merece #26Dic

Stalin González | Ilustración: Victoria Peña |

Una nueva navidad está por llegar a Venezuela, pero no le acompañan la alegría y felicidad común de esa época del año. En realidad, la desesperanza recorre los hogares y la desdicha acompaña a la mayoría de los venezolanos. Las tradiciones parecen dejadas en el pasado, siendo sustituidas por las preocupaciones. Como ejemplo, está el salario, que apenas alcanza para sobrevivir en la miseria, así que no hay dinero para preparar las hallacas ni para comprar regalos para los más pequeños de la casa.

El responsable de esta trágica situación es el régimen chavista, que con su modelo corrupto causó la crisis humanitaria que padecemos. Sin embargo, es tarea de quienes hacemos vida en el juego político nacional seguir denunciando las injusticias y trabajar incansablemente para revertir esta situación. Es nuestra responsabilidad responder por todos los venezolanos que exigen hoy un cambio político para poder vivir con calidad de vida, oportunidades y salarios dignos.

La razón de ser de la política es servir a las personas para que puedan vivir mejor. Es una herramienta que permite a la población solucionar los problemas sociales que le afectan en el vivir diario. Debemos respetar su razón de ser, no aprovecharnos de ella para alcanzar objetivos personalistas como ganar poder o enriquecerse los bolsillos. Pero para eso, se debe poner los intereses de los venezolanos primero, hay que tener el coraje y la madurez para aceptar que se han cometido errores en el pasado para aprender de ellos y así servir mejor a la nación.

Así, no podemos dejar que los venezolanos sigan padeciendo ya sea en el territorio nacional o en Estados vecinos. Estamos cansados de la hiperinflación, el hambre, la pobreza, la falla de los servicios públicos, la  corrupción y el matraqueo. De igual forma, se nos entristece el corazón al conocer las tragedias que padecen millones de venezolanos, que desesperados, abandonan el país en búsqueda de oportunidades que no existen aquí. Huyen a pie, en balsas, de cualquier forma que pueden. Nuestra labor también pasa por evitar que esa situación siga ocurriendo.

La inmensa mayoría de Venezuela desea alcanzar un cambio político, quieren decir adiós a las tragedias y empezar a gozar de una vida mejor. Rescatar a la política y su razón de ser es un paso que demuestra no solo sentido común, también es un paso sólido para comenzar nuestro camino. Solo así seremos capaces de poco a poco lograr el rescate de las instituciones que nos permitirán volver a tener unas elecciones libres donde podremos escoger nuestro destino. La navidad se pinta triste en la actualidad, pero tengamos la seguridad de que volverá a ser una fecha de alegría y prosperidad. ¡Juntos somos capaces de lograr nuestra meta!

Stalin González

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios