#VÍDEO El claro y rotundo mensaje de Monseñor Basabe este #14Ene

Haydeluz Cardozo | Luis Miguel Rodríguez |

Monseñor Víctor Hugo Basabe envió un mensaje claro y contundente a todo el pueblo de Dios y a quienes dirigen el destino del país, durante su homilía en la Eucaristía Central en honor a la Divina Pastora.

A continuación, las frases más resaltantes de su exhortación este 14 de enero.

“Ninguno de nosotros imaginaba hace un año, cuando los alrededores de este templo y toda la ciudad de Barquisimeto eran un pulular de millones de personas, que en una fecha tan significativa para el pueblo larense como es esta, nos tocaría ver estos espacios casi completamente vacíos”.


En la situación actual, usar bien un tapabocas es tener un gesto de misericordia para con nuestros hermanos que además nos puede salvar la vida”.


“Una actitud de misericordia es pensar y mirar con amor a los agentes sanitarios, a nuestros médicos, enfermeras, enfermeros y hasta el más humilde trabajador de la salud que exponen sus vidas atendiendo a quienes son portadores del virus y muchos de los cuales ya la han ofrendado en la lucha en primera línea contra esta pandemia”.


La opacidad y la mentira con la que se está manejando esta pandemia en Venezuela, a lo único que contribuirá es a que esta más se propague y más tristeza cause en medio de nosotros. Por misericordia de Dios, les pido en nombre de este pueblo, digan la verdad, por muy dolorosa que pudiera ser”.


Todos sabemos que están muriendo muchos hermanos, eminentes médicos que están realizando su trabajo en las peores condiciones de bioseguridad y que al morir ni siquiera cuentan para las estadísticas que se presentan a diario”.


“Pido también misericordia para con este pueblo venezolano que en medio de esta pandemia, ve día a día aumentar sus sufrimientos como consecuencia de una crisis política, económica y social a la que nos han conducido más de 20 años de decisiones erradas que a lo único que han contribuido es a llevar al país a la ruina”.


“Les pido, por misericordia de Dios, a quienes han asumido el ejercicio de la política, entiendan de una vez, que es urgente un acuerdo nacional que ponga fin a tanto sufrimiento. Que es urgente un cambio en la conducción del país y sus instituciones y eso puede lograrse, con buena voluntad y sin que el país tenga que desangrarse”.


“Divina Pastora de las almas, a tu misericordia y amor infinito nos confiamos. En tus manos ponemos el futuro de Venezuela y el mundo. Ampáranos Madre de la Misericordia, de la Esperanza y el Consuelo y sé propicia a las suplicas que hoy tus hijos confiados te dirigimos”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios