#OPINIÓN Decir la verdad para conseguir la libertad y formar líderes de relevo (Parte 10) #31Ene

Juan José Ostériz | Ilustración: Victoria Peña |

Consecuencias de todo lo anterior

Aprovechando la tranquilidad de mi jubilación universitaria, me impuse la tarea de presentar a los ciudadanos venezolanos una “sólida y racional declaración de principios políticos”, para que los que no creen en la “política” de los “politiqueros” “conozcan la POLÍTICA con mayúscula” y la vayan haciendo suya.

Desde el inicio he tratado de conseguir lo “mejor” y lo “bueno” de cada ideología, pero profundizando en el “hecho” de que todas las ideologías, en su prédica, “defienden: al ser humano y su libertad”, y “cuando llegan al poder”: se olvidan olímpicamente de ello.

Al día siguiente del golpe de estado del finado Hugo Chávez:

1.- Inicié la escritura de una cuartilla de título “¿Cosechar sin Sembrar?”, cada domingo en la columna de Opinión del diario El Impulso. Léalo en Internet colocando “el impulso” y clic en “Opinión”.

2.- El 24 de Julio de 1954, a los 60 años de mi llegada a Venezuela, publiqué: “Por y Para Una Democracia En Venezuela: Con Ética, Equidad y Justicia Social” prologado por el periodista jefe de redacción del Impulso, José Ángel Ocanto.

3.- El 20 de Junio de 2016, en la entrega de 320 Certificados de Locución a las cuatro primeras cohortes del Convenio UCLA-UCV y se envió por correo a los de la quinta cohorte, siendo Coordinador para Centroccidente de dichos Cursos, me tocó ser el orador de orden “en la entrega de Certificados con el título: “LA PALABRA Y LA LIBERTAD.”

Les pido solamente: léanlo, analícenlo, y actúen en consecuencia. Habrá valido la pena.

Lo mejor y lo bueno que plantearé, a continuación, está alejado totalmente del liberalismo clásico, del neoliberalismo y de las formas con que he visto han gobernado los países y las instituciones los diferentes dirigentes de partidos: social demócratas, social cristianos, masistas, comunistas, socialistas del s. XXI, populistas y que el pueblo les dio el voto popular durante el siglo XX y los años que van corriendo del siglo XXI.

En la búsqueda de lo bueno y lo mejor del libertarismo difiero de lo que el DRAE dice es, apoyándose en el ideario anarquista y en el comunismo original del siglo XIX:. “defiende la libertad absoluta y, por lo tanto, la supresión de todo gobierno y de toda ley” -que no comparto.

En su momento, más adelante, exploraremos y explicaremos los tres objetivos que a continuación presentamos a su consideración, como base para la autodeterminación del ciudadano en su búsqueda de la libertad individual

BASE DE LA AUTODETERMINACIÓN DEL CIUDADANO

Objetivos

• Ser conscientes de la “propia individualidad” y de la “soberanía personal que implica.” Es la raíz-base para:
• Un argumento en favor de la supremacía de la libertad individual, y
• Una declaración de independencia personal que políticos y dirigentes sociales en el mundo lo firman y pongo a disposición de cuantos quieran sumarse a ella.

“YO SOY YO Y MIS CIRCUNSTANCIAS, Y SI NO LA SALVO A ELLAS NO ME SALVO YO”

En esta frase aparecida en Meditaciones del Quijote, José Ortega y Gasset, a quien admiro y sigo desde que a los 15 años cayó en mis manos “La Rebelión de las Masas”, insiste en lo que está en torno al ser humano, todo lo que lo rodea, no sólo lo inmediato, sino lo remoto; no sólo lo físico, sino lo histórico, lo espiritual.

El ser humano, según Ortega, es el problema de la vida, y entiende por vida algo concreto, incomparable, único: ”la vida es lo individual”; es decir, “yo en el mundo”; y ese mundo no es propiamente una cosa o una suma de ellas, sino “un escenario”, porque la vida es tragedia o drama, algo que el ser humano hace y le pasa con las cosas.

Vivir es tratar con el mundo, dirigirse a él, actuar en él, ocuparse de él. En otros términos, la realidad circundante “forma la otra mitad de mi persona” Y la reimpresión de lo circundante es el destino radical y concreto de la persona humana.

El ser humano se encuentra inmerso, sumergido en una circunstancia (o naturaleza), la cual le presenta distintas concepciones de su estado físico y mental. Por tanto, “deja a ese ser, la misión de satisfacerlas”. En el cumplimiento de tal tarea, agrega Ortega, es que el ser humano “crea la técnica”, que, según este autor, podemos definir como “la reforma que impone a la naturaleza en vista de la satisfacción de sus necesidades”.

Ortega y Gasset definía al ser humano como “compuesto de realidades circunstanciales” creadas por la opacidad en la forma de pensar y en el sedentarismo como fuente inspiradora de las culturas neo pensantes, incapaces de olvidar la tirantez que usurpa el conjunto de la sabiduría.

Cuando leí “La Rebelión de las masas” entendí lo escrito en “Meditaciones del Quijote” y, desde entonces tengo como “meta”: analizar racionalmente los dichos, hechos y resultados de las acciones de los seres humanos, sobre todo los que habiéndoles dado el “soberano” su voto para dirigir el gobierno, no cumplen su cometido al no satisfacer las necesidades de sus ciudadanos ni dándoles una vida más feliz con ejemplos y creando empleo, servicios, salud y seguridad social.

El Art.141 de la Constitución de la República de Venezuela señala al respecto:

“La Administración Pública está al servicio de los ciudadanos y ciudadanas y se fundamenta en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno a la ley y al derecho”.

Lo que Ud leerá, analizará y reflexionará a partir de este punto es una adaptación al manifiesto elaborado por Juan Pina hace algunos años y que fue publicado en la revista que dirigía, “Perfiles del Siglo XXI” en su último número impreso en el año 2000, antes de pasar a ser una edición exclusivamente digital, con esta visión de su autor: “El siglo que comienza va a necesitar un replanteamiento del liberalismo moderno para que recupere su posición a la vanguardia de las ideas y en sintonía con las nuevas demandas de los individuos libres.”

Próximo domingo 07/02: Algunas consideraciones éticas y filosóficas…

Juan José Ostériz

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios