#OPINIÓN Caroreños en la Batalla de Carabobo (24 de junio de 1821) #15Feb

Luis Eduardo Cortés Riera | Ilustración: Victoria Peña |

En medio de grandes dificultades, el pertinaz enfrentamiento político, la crisis económica y la pandemia de la Covid19, Venezuela se prepara para conmemorar con entusiasmo y alegría este encuentro armado con el que el camino de la Libertad venezolana y de Sudamérica queda abierto. La segunda Batalla de Carabobo de 1821fue una acción bélica crucial en la que el Libertador Simón Bolívar derrota al Mariscal de Campo Miguel de la Torre, y que resulta decisiva para la liberación de Caracas y el resto del territorio de Venezuela.

Pocos días después de Carabobo y en su paso para la Nueva Granada, en agosto de 1821, el Libertador pernoctará por tres días en la ciudad de Carora, donde fue agasajado en la Casa del Balcón de los Álvarez, frente a la Plaza Mayor o Bolívar. Allí sufre, después del baile, fuertes dolores abdominales, por lo que sus edecanes pensaron erróneamente que Su Excelencia había sido envenenado con resbaladera, una bebida muy caroreña, elaborada por una hermana de Los Siete Macabeos de la Independencia, los hermanos Torres.

Debieron pedir disculpas los edecanes por aquel malentendido

La expulsión definitiva de los españoles de nuestro país se producirá años después, en la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, el 24 de julio de 1823.

Los hijos de Carora, “Ciudad Procera de Venezuela”, y de su jurisdicción, que se suman a la Gesta de Independencia y participan en la gloriosa e inmortal Batalla de Carabobo del 24 de Junio de 1821, son los que a continuación mencionamos:

Teniente Coronel Francisco Torres

Nace en Carora el 10 de noviembre de 1790 y fallece en Valencia en 1850, este prócer, de los Siete Macabeos de la Independencia. Desde muy joven se alista junto a sus hermanos a las filas republicanas. Estuvo en la Campaña Admirable de 1813 y en la de 1814. Fue de los expedicionarios de Los Cayos, y desde Ocumare hasta Los Alacranes, con el escocés Gregorio Mc Gregor y Carlos Soublette, hizo la famosa expedición de los seiscientos. Estuvo bajo órdenes del Libertador en el Batallón Bravos de Apure, la división que lideraba el General de División José Antonio Páez y que se cubre de gloria en la Batalla de Carabobo. Hizo la campaña de coro en 1822 y forma el Estado Mayor del General Páez, en el asalto y toma de Puerto Cabello en noviembre de 1823. El Libertador lo asciende al grado de Coronel.

Al finalizar la Guerra Magna se retira a Valencia, ciudad donde fallece pobre y sin bienes de fortuna.

Coronel Miguel María Lara Meléndez

Nace en Carora, 1776y fallece en Araure. Hijo de Miguel Lara y de Juana Paula Meléndez, hermano del prócer de la Independencia General de División Jacinto Lara. Participa en la batalla de Las Queseras del Medio, 1819, al mando del General José Antonio Páez. Forma parte del ejército que lleva a cabo el Paso de los Andes en 1819 con el objeto de liberar la Nueva Granada. Participa en las acciones de Bonza, Pantano de Vargas y Boyacá, 1819. En 1821, ya en Venezuela, se bate en la inmortal Batalla de Carabobo.

Coronel Manuel Morillo

Capitán del batallón Bravos de Páez, participa en las más gloriosas campañas de Venezuela y Nueva Granada. Desde Los Horcones hasta Bomboná, pasando por el Pantano de Vargas, Boyacá y Carabobo fue un combatir sin tregua. Cayó sin vida en Bomboná, en 1822, al clavar la bandera en la cumbre del Pasto, y allí cayó también el General Pedro León Torres.

Teniente José Manuel Samuel

En 1815 se incorpora al Ejército de Apure, bajo el mando de José Antonio Páez hasta 1819, año en que pasa a las órdenes de Simón Bolívar en la Batalla de Boyacá. Asistió a la segunda Batalla de Carabobo en 1821, y bajo las ordenes de su cuñado el Coronel Cala en el asalto y toma de la plaza de Puerto Cabello. Al terminar la guerra se retira a vivir en Apure.

Teniente José de la Cruz Samuel

Todos los integrantes de la familia Samuel, como también lo hicieron los Torres, abrazaron la causa de la libertad. En Niquitao y Los Horcones recibe su bautismo de fuego. Milita en los llanos bajo las órdenes del legendario “Catire” Páez, y como sargento en el ejército de Apure, cosecha el lauro inmortal de Carabobo. Muere muy joven en la ciudad de Barinas.

Teniente Juan López Samuel

En 1812 sirve bajo las órdenes del Marqués del Toro en la fracasada Campaña de Coro. En 1813 está en las batallas de Niquitao y Los Horcones. Se pone bajo el mando del general Páez en 1815. En 1819 está con los de Boyácá, Nueva Granada. En 1821 asiste a liberar a Venezuela en la inmortal sabana de Carabobo. En 1823 va a Coro con González, donde muere.

Coronel José María Camacaro

Nació en Río Tocuyo, pueblo de indios cercano a Carora. Actúa en la Campaña de Coro con el Marqués del Toro. En las de 1813 y 1814 está bajo el mando de Simón Bolívar. En 1816 está en compañía del General Páez en la batalla de la Mata de la Miel, Las Mucuritas, El Yabal. En Las Queseras del Medio fue indómito centauro. Después en Bonza, Pantano de Vargas, Boyacá y luego Carabobo.

En 1822 parte a la Campaña del Sur de Colombia, Ecuador y Perú. Participa en las batallas de Junín, Ayacucho y el puerto de El Callao, Perú, último vestigio español en Suramérica.

Fue el Libertador quien le otorga el grado de Coronel. Con el Mariscal Antonio José de Sucre estuvo en el Portete de Tarquí, Ecuador, donde consigue la muerte en 1829.

Coronel Andrés María Álvarez

Nace en Carora en 1795. Muy joven es reclutado y obligado a enrolarse en las filas del Rey. Sirvió con el Indio Reyes Vargas en los llanos, pero pronto se pasa a las filas de José Antonio Páez. Fue elegido Edecán por el Libertador, encontrándose a su lado en la segunda Batalla de Carabobo. Hizo la Campaña del Sur de Colombia, y en la hecatombe de Bomboná luchó valerosamente. Estuvo con Bolívar en la gloriosa tarde de Junín.

Concluida la guerra en el Perú pensó alistarse en las divisiones colombianas que pensaban libertar a la Perla de las Antillas, la isla de Cuba. Cuando en 1828 y 1829 conspiraban contra el Padre y fundador de cinco republicas se puso a sus órdenes, exigiéndole que le avise para estar a su lado.

Fue el primer Cónsul General de Venezuela en el Perú. Al quedar inválido le fue otorgada una justa pensión por el Gobierno de su Patria. Murió en la Ciudad de los Virreyes, Lima, en 1854.

Coronel José Oliveros

Nace en Curarigua de Leal e 1792. Estuvo en la campaña de Guayana bajo el mando del desgraciado General Piar. Se bate en la batalla de San Félix, donde resulta herido. Con San Félix se conquista la Guayana. Estuvo en Carabobo y en la campaña de Coro. Después de la guerra se retira a Atarigua. En 1830 acompaña a Castañeda en su oposición a que se desintegrase la Gran Colombia. Forma parte del Partido Liberal en 1835, y fiel a esta causa falleció.

Teniente Luciano Samuel

Era hijo del comandante Trinidad Samuel. Estuvo con Ribas en Niquitao y Los Horcones y en la Campaña de 1814. En 1815 milita en las legiones de Apure del general Páez y bajo su mando asiste a la Batalla de Carabobo el 24 de junio de 1821. Fue uno de los cien lanceros apureños del coronel Elorza, que guiados por Páez, dieron el asalto a Puerto Cabello, último bastión realista en Venezuela.

Terminada la guerra se radica en Barinas, donde funda el Partido Liberal en 1846. Fue gobernador de Apure y Comandante de Armas de Barquisimeto.

Durante la Guerra Federal estuvo al lado del General Ezequiel Zamora. Murió en barinas como General de la Federación Venezolana.


Como dato resaltante es necesario destacar que ninguno de los héroes epónimos de la Ciudad Procera de Carora, el General de División Jacinto Lara y el General de División Pedro León Torres no participan en la Batalla de Carabobo, puesto que en 1821 luchaban ambos patriotas caroreños por la libertad de Nueva Granada, Colombia. Jacinto Lara se encontraba en las operaciones de Santa Marta, Riohacha y Valledupar, al mando del Coronel Mariano Montilla. El General Pedro León Torres estaba en territorio neogranadino bajo las órdenes del Libertador, en lo que se conoce como Campaña del Cauca, participando en las Batallas de Pitayó de 1820 y en la de Geno en 1821. Al año siguiente, el 22 de agosto de 1822, morirá Torres a los 34 años de edad, tras recibir mortales heridas en la Batalla de Bomboná este portentoso soldado de la libertad suramericana y que espera ver repatriado sus restos mortales a Venezuela.

Luis Eduardo Cortés Riera

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios