Figuera: Régimen de Maduro decide a discreción quien se vacuna contra la COVID-19 sin cumplir protocolos internacionales #23Feb

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

Es un mal precedente que el régimen de Nicolás Maduro decida a discreción quien se vacuna y quien no contra la COVID-19, sin cumplir con los protocolos internacionales emanado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) así como de la Organización Panamericana de Salud (OPS), aseguró la presidente de la Comisión Permanente de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Asamblea Nacional legítima, diputada Dinorah Figuera.

El pronunciamiento de la parlamentaria se produjo este martes, en el marco de la Comisión Delegada de la AN legítima; durante el debate sobre el acceso igualitario al derecho a la salud del pueblo venezolano y rechazo a la politización de la salud que pretende imponer la dictadura para la implementación de la vacuna contra la COVID-19.

Figuera precisó que en declaraciones realizadas por Maduro han podido constatar la exclusión de los grupos etarios de las personas mayores y con enfermedades crónicas presentes en los lineamientos en el plan emanado del Ministerio de Salud y en su lugar, incluyen las brigadas de visitas casa por casa donde se incorpora al partido político Somos Venezuela, inscrito en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Al mismo tiempo, condenó que representantes del régimen en instancias ilegitimas se ufanan a través de las redes sociales de haberse vacunado, cuando estos saben a conciencia que no representan la primera línea de personas a ser inmunizadas, indicó.

“Por estas mismas razones funcionarios de otros países que se han vacunado saltando normas, han tenido que renunciar y ser sometidos a una investigación con posibles consecuencias penales”.

Denunció el oscurantismo de como se ha llevado la información de la pandemia en Venezuela, sin cifras oficiales, confiables, desviación de las vacunas con objetivos políticos y de control social e insuficiencia en las medidas de bioseguridad en el manejo de pacientes. “La indolencia de esta grave situación nos hace predecir consecuencias muy duras que aún le toca sufrir al pueblo venezolano”.

La diputada Figuera reiteró el apoyo a la propuesta que ha venido haciendo el diputado José Manuel Olivares, como es la liberación de los fondos rescatados de la corrupción, para ponerlos al servicio de la salud para la inmunización de todos los venezolanos, con la condición de que no se politice y sea la cedula de identidad el documento que sirva para el acceso a la vacuna respetando a las poblaciones más vulnerables. Agradeció a Alianza Venezolana por la Salud por su disposición de promocionar información de interés en su participación en el debate.

Habrá venezolanos que se salvaran si se arrodillan ante la dictadura

Mientras que el diputado Gilmar Márquez, condenó la politización por parte del régimen de Maduro sobre la vacunación contra el COVID-19 en el país. “Habrán venezolanos que podrán salvarse si se inclinan y se arrodillan ante la dictadura, otros serán de segunda o de tercera y estarán en una lista de espera para poder salvar su vida”.

“Esto nos debe llamar a la reflexión a todo el pueblo venezolano como hijo de esta tierra y en igualdad de condiciones apegado al artículo 83 de la Constitución, donde se expresa que la salud es un derecho fundamental, no es negociable, no se puede amedrentar, ni chantajear con la salud, porque es un derecho fundamental del ser humano, por tal razón, rechazamos y condenamos la actuación dictatorial, arrogante como pretende la dictadura con el fin de aprovechar una circunstancia humana para enfilar gente a su alrededor”.

Llamó hacer una acción solidaria del pueblo venezolano, para que se aplique las vacunas en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos en el país.

El régimen le da vida y  salud a quienes los sostienen en el poder

La diputada María Mulino indicó, que cuando en el resto del mundo han prohibido la privatización de las vacunas con el fin de direccionarlas a los más necesitados, Maduro expone en su discurso la posibilidad de compras privadas, esto se traducirá en ventas en dólares y solo el 5% de la población venezolana podrá pagar, aseveró.

A juicio de Mulino, el régimen se desnuda una vez más y muestra su verdadera cara, al mantener la vida y la salud a quienes los sostienen en el poder, mientras que el pueblo solo queda para un discurso, “que ni ellos, ni el pueblo ni el mundo les cree hace mucho tiempo”.

“En un plan de vacunación estricto, quienes se han saltado el orden de vacunación en el resto de los países del mundo, siendo políticos, directores de hospitales, clínicas o funcionarios, han dimitido por la vergüenza y afectación moral al haberse preferido ellos primeros que los ciudadanos más vulnerables”.

Dijo que en las épocas de crisis se observan quienes o no hacen prevalecer los valores y los principios. “En esta época de crisis debemos prevalecer los valores y los principios, no como democracia que se supone deberíamos de estar constituidos, sino como seres humano ante la defensa de un derecho tan fundamental como vital”.

Hay que vacunar unos 20 millones de personas

El diputado Orlando Ávila manifestó, al concluir el debate, que existe preocupación porque no se conoce que estrategia emplearan las autoridades para emprender la compleja campaña de vacunación masiva que debe realizarse. Advirtió que se debe ser muy responsable en algo tan delicado, porque se trata del derecho a la vida.

“Ya hemos oído a Maduro despachar de manera irresponsable que serán privilegiados los funcionarios de gobierno, alcaldes, gobernadores, diputados y toda la cúpula gubernamental y por supuesto incluye al personal sanitario a los maestros que inician las clases presenciales”.

Sin embargo, mostró preocupación porque se tiene que tomar en cuenta y atender que hay que vacunar unos 20 millones de personas mayores de 16 años en medio de la precariedad económica, que se requiere una inversión importante para una logística segura y eficiente en distribución y almacenamiento de las vacunas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios