Diputado Paparoni: Ante la destrucción del campo el 5 de marzo Día del Campesino no hay nada que celebrar #2Mar

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

El régimen ha destruido el campo venezolano y ha utilizado a los campesinos como bandera de una revolución, convirtiendo al sector agrícola del país en una pugna, lejos de promover una agricultura sustentable para el desarrollo alimentario de la nación, por lo tanto el próximo 5 de marzo Día del campesino no hay nada que celebrar.

Se produjo este pronunciamiento del diputado Alexis Paparoni, en un punto de información en la sesión de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional legítima celebrada este martes 02 de marzo, vía online.

“La democratización de la tierra, es una tarea pendiente en nuestro país, pues con la Reforma de la Ley de Tierras del año 2010, hecha por una AN al servicio del PSUV, no hay derechos de propiedad, ni al debido proceso, no hay equidad, ni reconocimiento a las posiciones agrarias”, aseguro.

Apuntó que, desde la creación de ese instrumento legal del régimen chavista, ha sido una lucha constante para el gremio, porque ha sido utilizada como herramienta de venganza para expropiar fincas productivas, engañar a la población rural con promesas incumplidas, utilizado a hombres y mujeres del medio rural como bandera de la revolución.

Afirmó que el régimen, en lugar de cumplir con garantizar el derecho a la tierra para los productores agropecuarios y promover la agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral, como lo estipula la Constitución Nacional, convirtió a la tierra en un epicentro de pugnas sin sentido.

“La producción de alimentos ha caído a niveles históricos y los niveles de inseguridad en el medio rural nunca fueron peores. No hay insumos, ni combustible, no hay justicia, equidad, reconocimiento a las posesiones agrarias, ni a las bienhechurías, no hay derechos de propiedad, ni al debido proceso”, dijo Paparoni.

Destaca que en estos momentos debe servir como ejemplo la Ley de Reforma Agraria, fruto de un admirable consenso político, que con todas las críticas que se le pueden señalar, tuvo logros importantes en la reivindicación de los derechos económicos y sociales de los productores, de los campesinos.

“Más allá de las cifras que acompañan los beneficios alcanzados, su mayor mérito fue garantizar la convivencia en el campo y la paz social en el medio rural”, destacó el diputado Paparoni.

Afirmó que esta Asamblea Nacional, electa por más de 14 millones de venezolanos, está con el campesino, apoya su lucha justa por un mejor país y los productos del campo venezolano, frente al vasallaje que pretende imponer el régimen y que revolucionario.

Destacó que la democratización de la tierra es una tarea aún pendiente en el país por eso este 5 de marzo, la Asamblea Nacional legítima tiene que recordarle a los venezolanos y a los productores agrícolas que el Plan País ha propuesto una reforma agraria integral, moderna efectiva, que garantizará la propiedad plena al campesino, el crédito, la extensión, un mercado justo y eficiente de insumos y productos agrícolas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios