Fallece la periodista Elsa Ramírez Depablos: Apasionada del periodismo y la docencia

Pacífico Sánchez/ Haydeluz Cardozo |

El gremio periodístico larense se encuentra muy conmovido por el sensible fallecimiento de la licenciada Elsa Ramírez Depablos, quien fue periodista del diario EL IMPULSO, gerente de Comunicaciones de Enelbar, directora de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Fermín Toro, así como docente de la Universidad Yacambú.

Su muerte ocurrida este sábado en Caracas, a donde se había trasladado hace meses en busca de la recuperación de su quebrantada salud, conmueve a la Dirección y personal de ElImpulso.com, ya que conservamos su recuerdo de los muchos años que estuvo desempeñándose como reportera y redactora en las fuentes de información general y de cultura de la edición impresa, a la cual ingresó en 1.975.

Del diarismo pasó inmediatamente a la docencia en la Universidad Fermín Toro, de esta ciudad, donde fue profesora de comunicación social y por su ferviente dedicación y méritos alcanzó la Dirección de Escuela de esa especialidad. También se destacó como docente en la Universidad Yacambú, donde dirigió a decenas de estudiantes en las asignaturas Sociología de la Comunicación, Géneros periodísticos, Investigación, entre otras materias.

Natural de San Cristóbal, estado Táchira, fue enviada por sus padres  a Caracas para cursar periodismo en la Universidad Central de Venezuela y se casó, en Barquisimeto, con el ingeniero Daniel Betancourt, procreando su hijo Daniel Betancourt Depablos, hoy abogado residenciado en la capital de la República.

Es de recordar, dijo el licenciado Tulio Álvarez López, quien la conoció cuando él era presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Periodismo de la UCV, que Elsa Junto con su colega Maria Hortensia Zapata,  su compañera de estudios universitarios, se vino a Barquisimeto, para ejercer su profesión.

Fue una persona muy tratable, cordial, sincera y responsable en las funciones que le tocó cumplir,  pero lamentablemente sufrió en los últimos años de quebrantos de salud, que le fueron minando su existencia.

Hasta hace una semana mantuvo contacto con sus amistades y familiares a través de mensajes telefónicos, expresó Rosalinda Castellanos, exsecretaria de la redacción del diario. Y nunca perdió su fortaleza de espíritu, que la mantuvo aferrada a sus creencias católicas.

Luis Rodríguez Moreno, exjefe de Redacción de EL IMPUlSO, recordaba que Elsa Ramírez Depablos vino a conformar el staff femenino del periódico en la época en que el periodismo había sido tradicionalmente ejercido por hombres.

También, José Ángel Ocanto, exjefe de Redacción de EL IMPULSO, manifestó su pesar ante esta lamentable noticia. “Trabajé junto a ella desde mediados de 1980, cuando ingresé a EL IMPULSO como reportero de la fuente política. (Venía de El Diario de Carora, de la escuela magnífica de Don Antonio Herrera Oropeza). Eran los tiempos, gloriosos según los recuerdo ahora con irrefrenable nostalgia, en que el centenario tenía su sede en la carrera 23 de Barquisimeto, era reconocido como uno de los medios impresos más influyentes y pionero en adelantos tecnológicos en el país, y lo dirigía con especial brillo ese personaje tan versátil, llano y memorable que fue, y es, Gustavo Carmona”.

Elsa, prosiguió JAO, tenía a su cargo nada menos que la fuente de Cultura. Sólo por ese detalle me inspiró respeto al apenas conocerla. “Pero nada detrás de la fachada de su aspecto afable, asequible desde el primer golpe de vista, permitía intuir siquiera la extraordinaria valía intelectual de aquella mujer sin poses y dada a mostrarle a todo quien lo deseara, las páginas de su sabiduría. Puedo decir con absoluta sinceridad que quise y admiré a Elsa con un tierno y sereno cariño que jamás se vio disminuido. Podíamos pasar años privados de la presencia del otro y el reencuentro, casi siempre sorpresivo, alcanzaba los fastos del hallazgo ansiado. El dolor de perderla lo alojaré en el cofre donde guardo mis dolores más puros, los más humanos”.

En todo, amar y servir

La profesora Elsa Ramírez Depablos ha dejado un legado muy importante en la educación universitaria. El colega José Luis Yépez, también destacó su compromiso por el gremio y la formación de jóvenes con amor auténtico por la profesión. “Elsa fue gremialista y buena parte de los logros de la seccional Lara del CNP llevan su sello… Su partida física nos deja un hondo pesar”.

En este sentido, el Colegio Nacional de Periodistas, capítulo Lara, recalcó su impecable trayectoria profesional, especialmente en el área de la docencia en las dos escuelas de Comunicación Social del estado Lara.

Gisela Carmona, directora de ElImpulso.com también expresó su tristeza y envió un mensaje especial a su hijo, Daniel Betancourt. “Quiero hacerte llegar, en este terrible momento, nuestra palabra de condolencias, en nombre de la familia Carmona y de la familia de EL IMPULSO, de la que nuestra querida Elsa, siempre formó parte, como reportera y luego en la formación de tanto talento”.

Al lamentar su desaparición física, todo el equipo de ElImpulso.com, hace llegar su palabra de condolencia en este momento tan difícil y doloroso. Elsa seguirá presente en el recuerdo, en la gratitud eterna de todos los jóvenes que recibieron su ejemplo y enseñanza.

¡Dios la reciba!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios