Primera fase de vacunación cubrió solo a 2.450 trabajadores del sector educación en Bolívar #9Abr

Correo del Caroní |

Este jueves comenzó la aplicación de la segunda dosis de la vacuna china Vero-Cell para los 2.450 trabajadores del sector educación en Bolívar que forman parte de la primera fase de inmunización contra la COVID-19, que inició el 17 de marzo.

De acuerdo con Mauro Suárez, autoridad única en Salud en el estado Bolívar, este grupo de docentes, supervisores, directores, madres cocineras, personal administrativo de instituciones públicas y privadas, representan aproximadamente 20% del total de la población del sector educativo, por lo que más del 80% espera su inclusión en las próximas jornadas de vacunación.

“Los municipios donde hemos desarrollado estas jornadas son Gran Sabana, Piar, Caroní y Angostura del Orinoco, y recientemente 49 que aplicamos en El Callao”, detalló Suárez.

Asimismo sostuvo que vacunarán a toda la nómina, tanto activos como jubilados. Se espera que el próximo lunes comience la segunda oleada, aunque no precisó cuántos trabajadores incluirán en esta nueva fase de inmunización.

“El llamado es a la calma porque en este momento estamos vacunando al personal activo, que son aquellos maestros que han estado dando la pelea atendiendo los puntos de asesoría pedagógica, y en contacto permanente con padres y representantes”, agregó.

Sobre la modalidad de clases a distancia, y la alternativa de entregar trabajos escolares de manera presencial, recordó que esto solo está permitido en días de flexibilización.

“Solo pueden entregar trabajos en físico en semanas de flexibilización. Nos ha llegado información de algunas escuelas que están convocando a representantes y los hemos exhortado, exigido, que acaten la norma de hacer el trabajo a través del Plan Cada familia, una escuela”, puntualizó.

Recordó que en la entidad hay un total de 1.460 instituciones educativas públicas, privadas y autónomas.

De los vacunados, la mayoría sostuvo que no presentó ningún síntoma adverso durante las 48 horas siguientes después de recibir la primera dosis. Aseguraron también mantener las medidas preventivas para evitar un contagio.

Sin plan para el resto

A Venezuela solo han llegado 750 mil dosis de vacunas contra el coronavirus entre la rusa Spunik V y la china Sinopharm, por ello solo pequeños grupos de los sectores salud y educación han sido inmunizados. Y la posibilidad de traer entre 1,4 a 2,4 millones de dosis de la farmacéutica AstraZeneca le fue negada a los ciudadanos por la negativa del gobierno de Maduro.

Mientras, diversos sectores de la sociedad han manifestado la necesidad de inmunizar a la población ante el acelerado aumento de los casos. La presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana emitió un comunicado en el que expresan la urgencia de la vacunación contra la COVID-19, explicando que “el pueblo tiene el derecho a ser debidamente atendido tanto en la prevención como en los cuidados médicos necesarios”.

El episcopado emplazó al Ejecutivo nacional y a las autoridades sanitarias para que, “pensando en el bien del pueblo al cual deben servir, busquen un acuerdo (con la adecuada y científica asesoría de especialistas) a fin de conseguir las mejores vacunas que puedan ser aplicadas a la totalidad de la población sin excepción ni discriminación alguna. Así se evitará que nuestra población se convierta en un campo de experimento de productos inseguros”.

Hasta este 7 de abril, el país contaba con más de 170 mil contagios del nuevo coronavirus y al menos 1.700 muertes a causa del virus, según el último reporte de autoridades del gobierno de Nicolás Maduro.

Lea más detalles en Correo Del Caroní

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios