Trabajadores en Venezuela con salarios míseros y pobreza no tienen nada que celebrar el 01 de Mayo #27Abr

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

La total destrucción de la clase trabajadora, sueldos de miseria y la violación sistemática de las leyes y las libertades sindicales, fueron algunas de las expresiones que resaltaron en el debate sobre la situación de los trabajadores en Venezuela.

En efecto, la Comisión Delegada del Parlamento Nacional se reunió este martes 27 de abril a través de la plataforma Zoom, donde se debatió sobre la deplorable situación de los trabajadores en el país, en el marco de la conmemoración del 1 de Mayo Día Internacional de los Trabajadores.

El diputado Héctor Vargas, manifestó que con el régimen actual no existe la mínima posibilidad que los trabajadores tanto del sector público como del privado puedan mejorar su calidad de vida.

Afirmó que este 01 de Mayo los trabajadores no tienen nada que celebrar porque cuentan con un salario miserable, el cual no les permite vivir. Según Vargas, un trabajador en Venezuela necesita 360 sueldos mínimos para poder llevar el sustento a su casa, informó.

“Este régimen acabó con el sueldo, con las contrataciones colectivas, con los sindicatos y además con los seguros privados, afectando con ello la calidad de vida de los trabajadores. Este régimen es enemigo de los trabajadores”

El “presidente obrero” actúa para sembrar miseria y destrucción

Mientras que el  parlamentario Ángel Torres afirmó que el trabajador venezolano vive las consecuencias de un régimen que destroza la empresa privada, ahoga al empleado público y extorsiona con politiquería “el pobre aporte de dos dólares” a través del “satánico carnet de la patria” y persigue a casi setenta mil trabajadores de la salud por percibir un apoyo de 300 dólares gracias a la voluntad del Presidente (e) Juan Guaidó y de todos los diputados de esta Asamblea Nacional, aseguró.

Señaló que Maduro es un presidente que se hace llamar obrero, “pero lo único que obra es para golpear el bolsillo de los venezolanos, obrero para sembrar miseria y destrucción. No alcanza el sueldo es la frase de moda, moda que no cambiará mientras Maduro este en Miraflores”.

Aseguró que en Venezuela el régimen acaba con las condiciones mínimas laborales y cierra las posibilidades de emprendimiento, “a no ser que sea una inversión en bodegones o carros marca Ferrari para seguir lavando dinero”, advirtió.

Por otra parte, el diputado Rafael Ramírez, afirmó que los trabajadores venezolanos en un supuesto régimen de un presidente obrero, lo único que han conseguido con esto es estar en la miseria absoluta, ganando menos de un dólar al mes con el cual no pueden cubrir sus necesidades básicas.

Señaló al régimen como el culpable de la destrucción de Venezuela, producto de políticas que además de acabar con la clase trabajadora acabó con la sociedad venezolana.

Llamo a seguir luchando para lograr el cambio en Venezuela y rescatar la dignidad del trabajador.

“Nuestra lucha es para que Venezuela cambie y una vez esto suceda nuestros trabajadores tiene que recibir un salario acorde a la economía que le permita cubrir sus necesidades básicas. Seguimos acompañando a nuestra clase trabajadora y exigiendo que a todos los trabajadores y a todos los venezolanos les coloquen la vacuna para que puedan trabajar sin el riego de pensar que se puedan contagiar, pero además de esto, seguimos soñando con esa Venezuela de progreso”, aseguró.

Destruyen salario para aplicar sistema de dependencia y miseria

El parlamentario José Prat aseveró que la destrucción del salario como herramienta para el progreso social tiene un fin y es sustituirlo por un sistema de dependencia y miseria.

En este sentido, dijo que en estos últimos 20 años el régimen ha venido destruyendo el salario, las libertades sindicales y la violación de manera sistemática de las leyes, trayendo como consecuencia la pérdida del desarrollo en la nación, porque se propicia la fuga del talento humano calificado, advirtió.

A juicio de Prat, la organización del ciudadano, de la sociedad civil en torno a la reconquista de la democracia, será lo que permita contar nuevamente con un salario digno, el progreso social y familiar, así como todas las libertades cercenadas y perdidas en estos últimos años.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios