Diaz Ayuso sigue como presidenta de la comunidad e Madrid tras arrasadora victoria del P.P este martes #4May

Texto y Foto: AP |

 El líder conservador de Madrid, defensor de las medidas relajadas contra el coronavirus y un flagelo del manejo de la pandemia por parte del gobierno central de izquierda, logró una sólida victoria en las elecciones regionales del martes.

Isabel Díaz Ayuso, quien había hecho campaña bajo el lema de “Libertad”, fue respaldada por el 44% de los votantes, frente al 22% en las últimas elecciones de hace dos años, con el 99% de los votos contados. Tres partidos de izquierda rivales juntos tenían el 41%.

El mayor golpe fue para los socialistas del primer ministro Pedro Sánchez y el socio menor de la coalición del líder nacional, el antiausteridad Unidos Podemos, cuyo líder, Pablo Iglesias, anunció el fin de una carrera política que en muchos sentidos moldeó la política española durante gran parte del pasado. década.

Díaz Ayuso dijo que los resultados respaldaron sus políticas de mantener abiertos bares, restaurantes y otros negocios incluso en medio de la pandemia del coronavirus para mantener la economía en funcionamiento.

En declaraciones a cientos de simpatizantes que ondeaban banderas españolas frente a la sede de su Partido Popular en el centro de Madrid, la titular también dijo que el resultado fue una reprimenda a la coalición de izquierda de Sánchez.

“La forma de gobernar, con la opulencia y la hipocresía de la Moncloa, tiene los días contados”, dijo el ganador refiriéndose por su nombre al palacio que alberga el despacho del primer ministro.

Los resultados preliminares le dieron al Partido Popular 65 escaños en la asamblea regional de 136 escaños, más del doble que en 2019, pero por debajo de la mayoría de 69 escaños necesaria para formar un gobierno.

Vox, el partido de extrema derecha que mezcla patriotismo y populismo español y que se perfila como la nueva opción de Díaz Ayuso para el apoyo legislativo, ganó un legislador regional más, pasando de 12 escaños a 13.

En referencia a la próxima legislatura, la líder regional de Vox, Rocío Monasterio, dijo que “nuestros votos serán decisivos para absolutamente todo durante los próximos dos años”.

En una señal de que la popularidad de Díaz Ayuso traspasaba las fronteras españolas, el líder de la Liga de derecha italiana, Matteo Salvini, elogió al jefe regional de Madrid.

“Felicitaciones y buen trabajo a la presidenta Isabel Díaz Ayuso, ganadora de las elecciones de Madrid, una mujer de sentido común y coraje, que ha combinado la protección de la salud, el derecho al trabajo y la libertad”, se lee en el tuit.

Los votantes rechazaron al partido liberal de centroderecha Ciudadanos, que era el socio menor de la coalición de Díaz Ayuso antes de que convocara las elecciones anticipadas para ampliar su base de poder. El partido centrista, que está tratando de mantenerse a flote también a nivel nacional, perdió a sus 26 legisladores regionales porque no logró alcanzar el umbral del 5% de votos.

Los resultados preliminares fueron un duro golpe para los socialistas regionales de Sánchez, perdiendo 13 escaños en la asamblea, de 37 a 24. El candidato Ángel Gabilondo reconoció haber fracasado en impulsar un “debate tranquilo”.

“Seguiremos trabajando para evitar enfrentamientos y tensiones. Madrid no lo necesita, necesita estar unido porque tenemos un reto muy grande en medio de la pandemia ”, dijo Gabilondo.

El carismático fundador de United We Can, Pablo Iglesias, había renunciado a su puesto en el gabinete de Sánchez para postularse en Madrid. Aunque su candidatura ayudó a expandir el número de legisladores del grupo de 7 a 10, Iglesias anunció que renunciaba a todos los cargos en el partido de extrema izquierda que nació como respuesta a la crisis financiera de 2008 que afectó a la economía española durante años.

Al nombrar a Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo que lo reemplazó como viceprimera ministra, como sucesora a cargo de Unidos Podemos, Iglesias dijo estar “orgulloso de haber liderado un proyecto político que ha cambiado la historia de nuestro país”.

“Nadie podría haber imaginado lo que hemos logrado en siete años”, dijo el político de 42 años.

Más Madrid, un nuevo partido regional advenedizo liderado por un acérrimo defensor de la salud pública y la educación contra el historial de austeridad y privatización de los conservadores, creció de 20 a 24 escaños.

A pesar de una alta tasa de infección persistente que se ha estancado recientemente, los residentes de Madrid votaron en masa, disparando la participación a más del 69% de los 5 millones de votantes elegibles a las 7 pm, una hora antes de que finalizara la votación y frente al 59% en las elecciones regionales de 2019 .

Se formaron largas colas de votantes socialmente distanciados fuera de los colegios electorales en escuelas, polideportivos e incluso en una plaza de toros. Las autoridades impusieron estrictos requisitos de votación para evitar la propagación de infecciones: máscaras dobles, vías de entrada y salida separadas para los votantes y pantallas de plástico para los trabajadores electorales.

Se alentó a los adultos mayores a emitir su voto durante un período de 2 horas a media mañana y la hora antes del cierre de las urnas se reservó para las personas en cuarentena debido al COVID-19.

La región de Madrid es el principal motor económico de España y el centro de transporte más activo del país. Es el hogar del 14% de los 47 millones de habitantes de España, pero ha registrado casi una quinta parte de los 3,5 millones de casos de virus confirmados en el país y de la cifra nacional de muertos por pandemia de más de 78.000.

El único incidente reportado fue una breve protesta semidesnuda del grupo activista Femen que sostenía carteles que decían “No es patriotismo, es fascismo” afuera de donde votó el principal candidato de Vox.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios