#OPINIÓN Lectura: Quimeras #11May

Carlos Mujica | Ilustración: Victoria Peña |

Físicamente en el Universo se encuentran muchas quimeras. La realidad en él demuestra que encontramos muchas cosas que no se ajustan a lo real. Dentro de lo imposible, el Universo está cargado de quimeras. Que la superficie de un planeta sea líquida se contrapone con la realidad. Sin embargo, esa imposibilidad es realmente demostrable. Se trata ni más ni menos que nuestro planeta Tierra tiene esa quimérica realidad. La mayoría de su superficie es agua; los océanos y los mares rodean su parte sólida. Un cuerpo esférico como la Tierra, en la realidad, se contrapone a la liquidez de su superficie; es una quimera. Entonces, la quimera de una superficie líquida es tan real como innegable. Que haya una superficie gaseosa es también inexplicable; el gas es muchísimo más volátil que el agua. Pero aún así, el planeta más grande del sistema solar; el gigante entre los otros planetas del sistema solar, me refiero a Júpiter, el planeta que para la ciencia pudo haber sido una estrella, su superficie es quimérica porque es totalmente gaseosa. De modo que estos fenómenos quiméricos no se ajustan a la aceptada realidad de la humanidad.

A estos fenómenos se suma también el propio Universo. En términos generales el Universo es un espacio que contiene todo lo que la ciencia ha venido descubriendo: galaxias, estrellas, planetas, satélites, y muchas otras etcéteras. Ese espacio no está vacío, el Universo rechaza el vacío. Está lleno de la energía que producen las estrellas; la energía estelar es pura sin mezcla, pero también es neutra; su neutralidad es la que permite que el espacio sea ingrávido; es decir, la atracción en él no cuenta. De modo que todos los cuerpos materiales ponderables; la ponderabilidad es atracción, pero los cuerpos ponderables en un espacio ingrávido se tornan ingrávidos; es decir, pierden su peso. Ese inmenso espacio ingrávido no ofrece resistencia a los cuerpos que orbitan en él. Pero lo más quimérico por asombroso es que los límites del espacio en total es la energía. Así, pues, esa energía pura y neutra que llena el espacio es también sus propios límites.

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujica928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios