Diputado Marquina: No podemos esperar a que lleguen los acuerdos para organizarnos electoralmente #23Jun

El Diputado a la Asamblea Nacional electa en 2015 y aspirante a la Gobernación del Estado Lara, Alfonso Marquina, cosideró que para comenzar a organizarse electoralmente no se puede esperar a que el nuevo proceso de conversaciones entre la oposición y el chavismo rinda frutos y, paralelamente, que la plataforma unitaria de partidos decida si acude a las megaelecciones regionales y municipales del 21 de noviembre próximo.

El parlamentario y activista de Primero Justicia sostuvo, durante una entrevista para Efecto Cocuyo, que apoya los intentos de negociación entre Miraflores y la oposición encabezada por Juan Guaidó, además de la exigencia de elecciones generales con garantías democráticas; sin embargo piensa que no queda mucho tiempo para promover liderazgos regionales en una eventual participación en los comicios regionales.

«Hay negociaciones en México, pero no queda mucho tiempo para promover a los liderazgos regionales en caso de que se decida, en unidad, acudir a las elecciones. No se puede esperar a que lleguen los acuerdos para ir a trabajar, hay testigos, coordinadores electorales, movilizadores que hay que preparar, armar equipos. Si se va a elecciones estaríamos preparados”, expresó al citado medio.

Marquina reiteró en la entrevista que solo irá a la contienda electoral si se toma la decisión de ir a las urnas electorales “en unidad” y se dan garantías democráticas, entre ellas la devolución de tarjetas electorales y símbolos de los partidos a sus legítimas autoridades, el levantamiento de inhabilitaciones políticas a dirigentes, la observación (no veeduría) de organizmos internacionales calificados, como la Unión Europea (UE), y que no se le impongan “protectores” a los gobernadores electos que no militen en el chavismo.

Mientras se dan dichas condiciones, Alfonso Marquina realiza recorridos por el Estado Lara, sin embargo insiste en que, de no haber las citadas garantías, no prestará su nombre para una “farsa electoral”.