sábado, mayo 14, 2022
InicioDestacadosSamuel Medina: Mecanismo político de Nicolás Maduro encarna la ideología de Karl Max...

Samuel Medina: Mecanismo político de Nicolás Maduro encarna la ideología de Karl Max #15May

-

Las dádivas que el gobierno de Nicolás Maduro entrega a los venezolanos están representadas en el pensamiento del alemán Karl Max, calificado como el padre del comunismo, y una de las figuras más influyentes en la historia de la humanidad, en el sentido de “controlar el estómago de los hombres para tenerlos a sus pies”.

- Publicidad -

Es la estimación que hace el excandidato, (2 veces), a la alcaldía de Palavecino, militante activo del partido Social cristiano Copei y la Organización de la Democracia Cristiana de América (ODCA), actualmente presidente de la Cámara de Comercio de ese municipio, Samuel Medina.

Empezó por reconocer el éxito que ha tenido el régimen de Hugo Chávez, continuado por Nicolás Maduro, “con esa perversa dominación social a través del hambre, la miseria producida, e inducida fervorosamente por la cultura del régimen cubano por más de 60 años a los habitantes de la isla, y ahora después de 1999 también en Venezuela”.

¿Por qué habla de éxito?

Porque si los cubanos han sido exitosos en la isla donde destruyeron la economía, el régimen de Maduro aprendió a mantener a la sociedad en un estado de sumisión, donde los altos jerarcas controlan lo más mínimo de cada ser humano en nuestro territorio.

Citó que 3 puntos fundamentales, la alimentación, salud y educación, que requiere cualquier ser humano para ser libre e independiente productivo, han sido utilizados para arrodillar a través de las dádivas a la sociedad venezolana.

Nuestro país ha sufrido más de 20 años los peores niveles de alimentación, retrocedimos en el nivel educativo que tenía alto reconocimiento mundial, y perdimos la calidad de atención en la salud, valor fundamental en la vida, donde los gobiernos se destacan en esos avances obtenidos en los años de la democracia de nuestra Cuarta República, situación que hoy en día, quienes la vivimos añoramos aquellos tiempos.

Hoy tristemente, señala Samuel Medina, después de 21 años del régimen Castro Chavista-Madurista sólo existen enormes dificultades en la economía que ha sufrido a través de los niveles de la alta corrupción un creciente y constante empobrecimiento de la sociedad venezolana. “Por eso es que el régimen en su éxito de la dominación social convence y amenaza al sector sufrido de esta fallida revolución”.

Hace poco, estima, la economía tenía cierto nivel de recuperación porque la propia sociedad venezolana logró forzar en buena parte la dolarización para una estabilización de la compra y venta de los productos necesarios en el país.

Pero advierte que en este momento estamos observando un incremento de la inflación porque el gobierno cerró la venta de divisas a través de la banca privada y pública, fortaleciendo lógicamente el mercado paralelo.

Detrás de todos estos factores económicos, considera Medina, aumenta la pobreza de los venezolanos y caen como caldo de cultivo quienes solamente viven de la ayuda del gobierno, formando parte de este empobrecimiento los empleados públicos, a través de los mecanismos siniestros que utiliza el régimen.

¿Qué hacer de cara a las elecciones del 2024?

Las fuerzas opositoras deben tener una obligación ante el país, ante la Patria, ante los venezolanos que están dentro de Venezuela y fuera de las fronteras, de lograr una coherencia en el discurso de un gran proyecto de unión nacional en la verdadera unidad que reclama el 80 por ciento de nuestros ciudadanos.

Esa estrategia del gobierno, como usted cita, de entregar limosna a los venezolanos ¿es de cara a las próximas elecciones?

El gobierno siempre ha utilizado la política del hambre y la miseria. Nunca ha cumplido las promesas prometidas, pero la oposición tampoco ha logrado con desprendimiento y humildad una unión de fuerzas, que son los factores para poder encarar y derrotar al régimen en las peores situaciones adversas que se nos presenten en los eventos electorales. 

He ahí, sostiene, la solución de lograr la unión, la unidad y el espíritu de lucha para que renazca la esperanza, para que en el 2024 tengamos un Presidente demócrata y empezar a reconstruir nuestro país entre todos y para todos.

¿De quién son las artimañas que usted insinúa?

Sabemos que la maniobra no es de la inteligencia de Nicolás Maduro. Es la invasión que hemos tenido del régimen cubano en Venezuela que domina el ejercicio del gobierno y las fuerzas armadas nacionales.

Si el dólar sigue subiendo ¿hasta dónde puede llegar la inflación?

Se puede calcular que un venezolano en diciembre estará ganando menos de 3 dólares al mes.

¿Se vislumbra algún cambio en la situación del país?

Los venezolanos queremos un cambio de gobierno y depende de la voluntad política de la oposición venezolana. Ahí está la papa caliente.

¿Cree que exista esa voluntad política?

Sí creo que haya la posibilidad y que el propio pueblo estimule, presione y exija la unión en torno a un gobierno político, democrático y unitario del país.

¿Copei ya tiene candidato para las elecciones presidenciales del 2024?

El partido que preside Roberto Enrique está en un proceso de revisión y reestructuración en sus cuadros políticos, y dentro de los aspirantes cuenta con un hombre formado políticamente y gran experiencia parlamentaria, además con una capacidad que pudiera dirigir los destinos de Venezuela en estos tiempos tan difíciles, el doctor César Pérez Vivas

¿En ese gobierno que usted ansía, pueden participar miembros de la actual revolución?

Si en la revolución hay hombres competentes con principios democráticos, con amor al país y a la patria dispuestos a rescatar la democracia, bienvenidos todos ellos.

¿Cree que en el actual gobierno existan esa clase de hombres?

Son contados con los dedos y a veces pudiéramos pensar y decir que hacen silencio cómplice en el avance destructivo del país, pero tienen el derecho a reivindicarse.

¿Qué impacto tiene el nuevo impuesto al dólar que entró en vigor el 28 de marzo?

Es un instrumento como uno de tantos más en el país para ganar divisas y manejarla sin controles, donde ni siquiera va a generar soluciones a los graves problemas del país.

La vida de los larenses se desvanece en medio de tantas calamidades es una especie de penuria dramática y los organismos no responden. ¿Qué está pasando en el Estado?

Como en el resto del país aquí no funciona la autonomía de los poderes, no funciona la contraloría de manera oportuna y eficiente, no funciona el poder judicial de manera imparcial y todo termina en una divulgación de hechos de corrupción sin penas ni castigo.

Desde el gobierno aseguran que las protestas forman parte de un intento golpista. Si no las hay, ¿será que el pueblo está conforme con lo que está pasando en Venezuela? 

La protesta es un mecanismo constitucional, es un ejercicio democrático que asumen los pueblos para exigir lo que por derecho les corresponde, porque es el gobierno quien administra los recursos de los venezolanos, percibidos por la renta petrolera, minerales, oro, por los impuestos propios que genera la industria privada, y exigen que esos patrimonios tomen el camino correcto para avanzar en soluciones en materia de salud, educación, inversión agrícola, producción de alimentos,  en vialidad, turismo, cultura y en deportes entre otros.

¿Qué soluciones políticas posibles deben existir para enfrentar la crisis?

La crisis la enfrentamos con grandes esfuerzos económicos que a veces son dolorosos porque incluyen en lo social, porque se cierran fuentes de empleos, pero la solución política es el cambio del modelo económico que mantiene por más de 20 años el régimen de Nicolas Maduro. 

Samuel Medina ha sido un político humilde sin aspiraciones ostentosas, sin mayores roles protagónicos más allá de querer servirle a la Patria, a su región. Sabe que la crisis venezolana marcó un antes y un después en la historia de nuestro mundo, de cómo uno de los países más ricos de la región pasó de la riqueza a la pobreza en poco tiempo. Sueña con la unidad de una oposición fidedigna que nos saque del lodo en el cual estamos patinando.

Por eso concluye con una gran recomendación que se oye en millones de rincones de Venezuela: la elaboración de un proyecto de país para todos. “Eso requiere de mayor voluntad de arrojo, de desprendimiento de aspiraciones políticas y sobre todo, más amor por Venezuela”, culminó diciendo.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veráz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Debes leer

Llegó a Paraguay el cuerpo del fiscal asesinado en Colombia #14May

El cuerpo del fiscal Marcelo Pecci, asesinado el pasado martes en un atentado en Colombia, fue recibido este sábado en su país, Paraguay, por integrantes del Gobierno y sus familiares.
- Publicidad -