#OPINIÓN Por la puerta del sol (171): Vuela amigo vuela alto #29Jul

-

- Publicidad -

“Llegar a la meta cuesta, te cuesta tanto llegar y cuando estás en ella mantenerte cuesta más. Aquí no regalan nada, todo tiene un alto precio, peldaño que vas subiendo, peldaño que hay que pagar… ” (De la canción de Julio Iglesias: Vuela alto)

La vida, el hombre y la felicidad siempre serán tema obligado para quienes nos gusta tratar de entenderlos, interpretarlos y describirlos. Con el tiempo y las experiencias aprendemos que lo más importante para sentirse bien física, mental y espiritualmente, está en aportar energía desbordante a la vida cotidiana desde el amanecer hasta que anochece. Nuestra vida se basa en tomar opciones…

- Publicidad -

Como bien lo dice la canción “Llegar a la meta cuesta y más cuesta mantenerse arriba” no solo como profesionales, como artistas o como empresarios sino como seres humanos que viven entre iguales, dignos del mismo derecho, oportunidades, respeto y también de reconocimiento. La felicidad y los sueños están al alcance de sabios e ignorantes, de ricos y de pobres, de feos y bonitos, lo que es inherente a cada quien. Igual puede ser feliz el campesino que prepara la tierra y los surcos con alegría, sembrando bajo soles ardientes siempre con la esperanza de perfeccionar su siembra y mejorar su vida, también lo es quien anhela superarse dentro de su trabajo hasta lograr alcanzar una posición económica satisfactoria. Un pasito al frente humaniza, enriquece. Este el verdadero propósito de lo que significa tener un objetivo claro en la vida y fijarse metas definidas en cada aspecto del trabajo, del mundo personal, social, familiar, profesional, de formación y psicológico.

Poco a poco vamos comprendiendo lo difícil que es hacerse una vida sin preocupaciones, como también lo duro que es llegar alto o que lo dejen llegar aquello o aquellos que quieran impedir nuestro avance hacia la cumbre. No es nada fácil entender las circunstancias en que nos movemos, las trancas, las normas, etc. incluso la gente cuya tendencia es no desear que otros se superen. En nuestro caótico universo las mentes de la mayoría no están quietas, están llenas de turbulencias internas, de complejos, de tabúes y de miedos. Quedarse abajo conforme con lo poco obtenido es no querer salirse del corral,  así mismo como dice la canción, “la gente tira a matar cuando volamos muy bajo”. Aquí no regalan nada y a cual más, son muchos los que buscan despreciar o aprovecharse del que se queda abajo, del que no ha podido llegar y se le van cerrando las puertas…  

A veces uno se pregunta si tener tanta riqueza dará felicidad. Lo material hace falta pero esclaviza cuando abunda. En fin, cada cual vive su vida o aventura personal a su elección o decide por sí mismo qué puede ser lo más importante en su vida si quedarse parado en mitad del camino o invertir el tiempo en aquello que dé sentido a su vida. Es un error posponer lo que nos hace feliz, superarse o atender los dictados del corazón y la razón. La libertad y satisfacción de los vuelos del cóndor no tienen comparación. Llegar a la cumbre cuesta y lo es más duro cuando el viento sopla en contra…

- Publicidad -

El mejor destino no debe ser otro que el de vivir la vida llena de paz, de alegría y voluntad. Cada uno de nosotros tiene el potencial para hacer grandes cosas y para subir tan alto como quiera y mejor lo es cuando sopla el viento a favor. Como dice la canción no hay que olvidar que: “Aquí no regalan nada, todo tiene un alto precio, peldaño que vas subiendo, peldaño que hay que pagar. Vuela amigo, vuela alto, no seas gaviota en el mar”

Amanda Niño P.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -