El Brexit desata la furia de los jóvenes británicos

IML/AFP | Foto: AP |
Demonstrators opposing Britain's exit from the European Union in Parliament Square following yesterday's EU referendum result hold a protest in London, Saturday, June 25, 2016. Britain voted to leave the European Union after a bitterly divisive referendum campaign. (AP Photo/Tim Ireland)

La salida de la Unión Europea ha enfurecido a los jóvenes británicos, que estiman que se les han cerrado las puertas de un continente por lo que consideran el capricho de unos viejos nostálgicos.

En el referéndum del jueves, el 73% de los votantes entre 18 y 24 años votó a favor de quedarse en la UE. Entre los mayores de 65 años, ese porcentaje fue del 40%, según un sondeo de Lord Ashcroft.

Sin embargo, según la BBC, hay indicios de que los jóvenes fueron a votar en menor proporción que las personas de mayor edad, porque la participación fue inferior en las zonas del país con más jóvenes.

“La generación más joven ha perdido el derecho a vivir y trabajar en 27 otros países. Nunca conoceremos el alcance total de las oportunidades perdidas, las amistades, los matrimonios y las experiencias negadas”, rezaba un comentario del joven británico Nicholas en el Financial Times, ampliamente difundido en las redes sociales.

“Nuestros padres, tíos y abuelos nos han quitado la libertad de movimiento”, proseguía, “con un puñetazo a una generación que ya se ahogaba en las deudas de sus predecesores”.

El malestar de los jóvenes, que no han conocido al Reino Unido fuera de la UE, venía alimentándose desde hace tiempo.

Los pensionistas quedaron al margen de los recortes del gobierno conservador, mientras los más jóvenes veían como se les empezaba a cobrar la educación universitaria, se cerraban centros de ocio y se eliminaban las ayudas sociales para independizarse, una medida que, si no hay marcha atrás, entrará en vigor en 2017.

Boris Johnson, líder de la campaña Brexit, trató de tranquilizarlos en su primera comparecencia tras la victoria aclarándoles que la salida de la UE no “significa destruir puentes ni es aislacionismo”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios