#OPINIÓN “Tú dices que eres rico…”

Eduardo Iván González González  | Foto: Archivo/Referencial |

Para recordar: “Tú dices que eres rico, que ya tienes todo en abundancia y que no necesitas nada, pero no te das cuenta de que en realidad eres un desdichado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3:17).

Hace poco un familiar nos envió, por medio de WhatsApp, el discurso del ex presidente Oscar Arias desarrollado en la “V cumbre de las Américas”, abril 2018 y luego lo corroboramos por medio de: www.abc.com.py.

Nos llamó la atención como el ilustre expositor, pudo dejar plasmado que las economías más prominentes del mundo, se basan en la poderosísima fuerza de la educación, especialmente la dedicada a los jóvenes.

También dijo, por ejemplo, que varias de las compañías más poderosas del Estados Unidos, relacionadas con la cibernética, llegaron allí por el alto nivel educativo que reciben sus estudiantes y dentro de poco,esas empresas manejarán más capital que Venezuela, Cuba, Suiza, Holanda y Arabia Saudita juntas.Igualmente preguntó: “¿Serán estos jóvenes innovadores, los culpables de la pobreza latinoamericana? ¿Será la juventud gringa la culpable de que sus semejantes venezolanos y cubanos tengan racionamientos de alimentos?”.

Dijo el doctor Arias, que el nivel económico de los países, se relaciona con el per cápita que tienen los ciudadanos. Tal vez por ello, el abogado, economista, politólogo y empresario costarricense, premio nobel de la paz, quien fuera presidente de Costa Rica en dos (2) períodos, pide a los jóvenes que pregunten a sus dirigentes: ¿Qué hicimos mal? Y al final de tal discurso citó palabras del Libertador Simón Bolívar, quien señaló: “Nos han dominado más por la ignorancia, que por la fuerza”.

Hay países pobres, y muchos están siendo gobernados a la fuerza, y dicen que son ricos, y que no tienen necesidad de nada. Venezuela no escapa de este mal, porque ante el mundo se vende una triste realidad que acá hay: petróleo, oro, diamantes, hierro, aluminio, agua, gas, y hasta la nación cuenta con materiales nucleares, entre otros el U-233¿Y para que tenemos tanto, si nos contamos entre los más pobres del mundo?

Aunque el profeta Juan le enviaba un mensaje espiritual a la Iglesia de La odicea y aplicable a nosotros, también sirve a los países mal gobernados. En nuestro caso: A Venezuela con su economía desbastada; con una gigantesca desnutrición, adulto – infantil, más que países verdaderamente pobres; con el menor per cápita; con uno de los peores éxodos, de los últimos tiempos; con necesidad urgente de ayuda humanitaria y estamos a la espera que aparezca alguna factura de cobro para dichos gobernantes.

Parte del texto inicial dice: “Tú dices que eres rico, ‘pero en realidad’ eres pobre…”. Tal vez por ello, muchos hablando de la parte espiritual, decimos que tenemos una sólida religión; una filosofía equilibrada; mucha espiritualidad venida de los astros y hasta los espiritistas tiene su razonamiento (dedicándoles sus almas y ritos a satanás), pero, no nos damos cuenta que ante los ojos de Dios, de acuerdo al termómetro celestial,somos: desdichados, miserables, pobres, ciegos y desnudos.

Cuando guardamos la Biblia, los Mandatos divinos, y ponemos en alto la vida y obra de Jesucristo, estamos comprando el colirio y vistiéndonos con ropas blancas de la justicia divina, para hacer el bien en esta tierra, en pro de nuestra salvación y la de otros.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios